Museos de París mueven piezas de arte a lugares seguros por crecida del río Sena

viernes 3 de junio de 2016 14:36 GYT
 

Por Richard Lough y Morade Azzouz

PARÍS (Reuters) - Los museos del Louvre y Orsay en París trasladaron decenas de obras de arte a lugares seguros, mientras soldados evacuaban a vecinos de algunos suburbios de la capital francesa luego de que un desbordado río Sena alcanzó su nivel más alto en 30 años.

La ministra de Medio Ambiente francesa, Segolene Royal, dijo que el Sena había crecido seis metros en el centro de París, sumergiendo las calles que bordean el río, inundando pequeñas tiendas y obligando al cierre de una línea de metro.

Las áreas más afectadas se encuentran en el sur de la capital. En Villeneuve-Saint-Georges, cerca del aeropuerto Orly, soldados y voluntarios de la Cruz Roja ayudaron a residentes atrapados mientras el agua les cubría la rodilla. En Corbeil-Essonnes, los vecinos se trasladaban en botes por las calles repletas de autos abandonados.

"Es un poco tenebroso todo lo que está pasando", dijo una mujer de Marsella que se identificó como Odile. "Hace no mucho tiempo hicieron un simulacro de inundación, cómo evacuar museos, residentes. Y ahora está pasando de verdad", agregó.

Las fuertes inundaciones de la última semana podrían costar a las compañías aseguradoras francesas unos 600 millones de euros (680,5 millones de dólares) o más, informó la asociación de la industria AFA.

Los museos del Louvre y Orsay, que se encuentran próximos al Sena, cerraron al público el viernes. En el Louvre, trabajadores amontonaban decenas de cajas con carteles que decían "frágil" y que contenían valiosas estatuas, jarrones y obras de arte.

(Reporte adicional de Maya Nikolaeva y Matthias Blamont. Editado en español por Lucila Sigal)

 
Un hombre camina por un camino inundando por la crecida del río Sena, en París, Francia. 2 de junio de 2016. Los museos del Louvre y Orsay en París trasladaron decenas de obras de arte a lugares seguros, mientras soldados evacuaban a vecinos de algunos suburbios de la capital francesa luego de que un desbordado río Sena alcanzó su nivel más alto en 30 años. REUTERS/Pascal Rossignol