23 de octubre de 2007 / 1:36 / hace 10 años

Los incas 'engordaban' niños para sacrificios: estudio

Por Michael Kahn

LONDRES (Reuters) - Muestras de cabello tomadas de momias de niños sugieren que los antiguos incas “engordaban” a pequeños escogidos para sacrificios rituales meses antes de realmente matarlos, dijeron el lunes investigadores británicos.

Un análisis químico de cuatro momias halladas a alturas elevadas en las montañas de los Andes también indica que los incas llevaban a los niños en prolongados peregrinajes antes de su muerte, observó el equipo.

En el caso de “la doncella de Llullaillaco,” de 15 años, el camino hacia la muerte comenzó al menos 12 meses antes.

“Estamos ante un proceso que comenzaba un tiempo considerable antes de su muerte,” dijo Andrew Wilson, un arqueólogo de la University of Bradford, que lideró el estudio.

“La doncella fue esencialmente engordada o preparada para su destino final al menos 12 meses antes de su muerte,” agregó.

Las momias congeladas, algunas de ellas extremadamente bien preservadas, provienen del sito arqueológico más elevado del mundo y ofrecen una perspectiva de los orígenes de las víctimas y de cómo eran elevadas en el estatus social y preparadas para los rituales.

El vasto imperio inca, con su cultura avanzada y poderosos ejércitos, abarcó la mayor parte de los Andes, a lo largo de la costa occidental de América del Sur, en los tiempos de la conquista española, a principios del siglo XVI.

“Esta es la primera vez que escuchamos el relato a partir de los propios individuos, qué comían y cuándo se los separó de su existencia normal y se los puso en este camino,” dijo Wilson.

Los investigadores, que publicaron sus hallazgos en Proceedings of the National Academy of Sciences, analizaron muestras de cabello de hasta 25 centímetros de largo en niños de entre 6 y 15 años.

Este largo representaba aproximadamente dos años y medio de crecimiento del cabello, lo cual dio a los investigadores una imagen de las vidas de los niños durante un período de tiempo relativamente extenso.

Cambios en los isótopos, o las firmas químicas, en las muestras más antiguas, mostraron que los niños se alimentaban con una dieta permanente de vegetales típica de origen campesino, dijo Wilson.

Pero en los 12 meses previos al sacrificio, la dieta cambió repentinamente a alimentos reservados para la élite, como maíz y carne, lo cual posiblemente representa la elevación en el estatus de los niños, como ofrecimientos a los dioses, aseguraron los investigadores.

Otros cambios isotópicos indican que en sus últimos tres o cuatro meses los niños iniciaron un peregrinaje a las montañas, posiblemente desde la capital inca de Cusco, tras recibir cortes de cabello rituales, dijo Wilson.

Los investigadores no saben exactamente cómo murieron todos los niños, aunque al menos uno falleció por un golpe en la cabeza.

“Nos parece que los niños fueron conducidos a la sepultura en la cumbre, en la culminación de un rito de un año, fueron drogados y luego abandonados para sucumbir por la exposición a las condiciones extremas,” explicó Timothy Taylor, investigador de la University of Bradford.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below