3 de febrero de 2008 / 1:59 / hace 10 años

Tate Modern acoge inquietante obra del español Juan Muñoz

Por Sarah Marsh

LONDRES (Reuters) - Figuras suspendidas de la lengua por un cable, un tambor agujereado por un par de tijeras y esculturas sin pies perturban al visitante de la primera gran retrospectiva europea del artista español Juan Muñoz.

La exposición en la galería Tate Modern de Londres presenta más de 70 trabajos, incluidas varias piezas inéditas.

“Hay algo más que una alusión a la violencia en sus trabajos,” dijo la curadora jefe de la muestra Sheena Wagstaff de las instalaciones de Muñoz, que coloca a la figura humana en un contexto arquitectónico.

Los cuchillos se exhiben en recipientes de cristal, se dejan tirados en escaleras, o calculadamente se colocan ocultos debajo de una barandilla a la vista.

“Me costó mucho conseguirlo por las leyes sobre sanidad y seguridad,” bromeó Wagstaff, añadiendo que Muñoz siempre llevaba con él un cuchillo.

Muñoz, que creció en España bajo la dictadura de Francisco Franco, alcanzó una gran fama en los años 80 por sus enigmáticas instalaciones arquitectónicas.

En el 2001, Muñoz fue el segundo artista que recibió el encargó de crear una instalación para el Hall Turbine de la Tate. Wagstaff describe el resultado de “Double Bind” como la “apoteósis” de su carrera, interrumpida prematuramente cuando murió poco después, a los 48 años.

“Uno de los retos de esta exposición fue que todos sus trabajos demandan espacio,” dijo Wagstaff junto al primer gran trabajo de Muñoz “The Wasteland.”

En este inquietante trabajo, el visitante camina a través de un piso de linóleo que crea una ilusión óptica de cubos interbloqueados, bajo la mirada fija de una figura de bronce encaramada en un estante.

En la puerta siguiente, aparecen figuras casi idénticas sin pies riendo de forma maníaca.

“Me gusta especialmente el desasosiego que estos trabajos provocan,” dijo el ministro de Cultura español, César Antonio Molina, a Reuters en una muestra previa de la exposición.

Molina, que conoció al artista y lo calificó como un introvertido y un adicto al trabajo, dijo que algunas figuras de la exposición de la Tate podrían ser el demonio.

“No me gustaría estar solo con ellas,” afirmó.

“Juan Muñoz -- Una retrospectiva” estará hasta el 27 abril y después irá al Museo Guggenheim en Bilbao y al Museo Serralves en Oporto.

Traducido por Servicio Online de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below