James Bond tiene un nuevo rival: enojado alcalde chileno

miércoles 2 de abril de 2008 13:20 GYT
 

SANTIAGO (Reuters) - James Bond tiene un nuevo e insólito villano.

Carlos López, alcalde de un remoto pueblo del norte de Chile, irrumpió el martes en el set de filmación de la última saga de aventuras del famoso espía, "Quantum of Solace," y fue detenido por la policía.

"Se ofuscó, ingresó a un recinto privado, que es un ferroviario (...) Causó desórdenes públicos y quedó detenido," dijo un oficial de policía por teléfono desde Baquedano, pidiendo permanecer en el anonimato. "Ahora está en manos de la fiscalía," agregó.

Por su parte, López dijo que ingresó al set en medio de las cámaras y el actor que escenifica a Bond, Daniel Craig, interrumpiendo la filmación, enojado por lo que llamó una excesiva presencia policial en el pequeño pueblo de Baquedano debido a la filmación y al hecho de que el suelo chileno se estaba usando para representar al país vecino Bolivia.

"En un poblado de 1.000 personas, mandar fuerzas especiales, carros lanza agua y prohibir a la gente salir a las calles, me recordaba los peores tiempos de Pinochet," dijo López a Reuters por teléfono desde Baquedano, en referencia a la dictadura desde 1973 hasta 1990 de Augusto Pinochet.

"Lo otro, que no estoy de acuerdo, es que el territorio nacional también haya sido utilizado como locaciones de otro país extranjero," agregó.

También protestó por el hecho de que "cuando hay una película, incluso de ficción, lamentablemente nuestros países amigos y hermanos toman esta decisión para hacer reivindicaciones que no corresponden."

Chile se anexó la región alrededor del centro minero de Antofagasta, al norte del país, en una guerra a fines del Siglo XIX, quitando a Bolivia su única frontera marítima, en un conflicto que aún sigue dividiendo profundamente a ambas naciones.

La película es patrocinada conjuntamente por Columbia Pictures, de Sony Pictures Entertainment, y Metro-Goldwyn-Mayer Studios. Su estreno está previsto para el 31 de octubre en Gran Bretaña y en el resto del mundo el 7 de noviembre.

(Reporte de Simon Gardner. Editado en español por Silene Ramírez)