China sanciona a productores de film 'Lost in Beijing'

viernes 4 de enero de 2008 09:05 GYT
 

PEKIN (Reuters) - Los censores chinos prohibieron a los productores de "Lost in Beijing" hacer películas en China continental durante dos años, después de que una versión no autorizada de la película se proyectara en el Festival de Cine de Berlín en febrero.

China le dio a "Lost in Beijing," que incluye escenas explícitas de sexo y muestra tanto a los perdedores como a los ganadores de la creciente economía del país, una autorización condicional para ir a Berlín.

La autorización estaba sujeta a que el director Li Yu cortara 15 minutos de la cinta, que contenían una violación y conflictos de clase.

Los productores se mostraron de acuerdo, pero al final no hubo tiempo suficiente para tener la versión cortada lista para Berlín y colocar subtítulos en inglés y alemán. Finalmente, se proyectó la versión original.

La Administración China de Radio, Cine y Televisión dijo en un comunicado publicado el viernes que los productores habían violado las normas al enviar al festival una versión no autorizada de la película.

La película estaba coproducida por la empresa Beijing Laurel Films y el productor Fang Li, al que el comunicado también acusa de haber distribuido en internet piezas de video no autorizadas y pornográficas.

La empresa podría ser sancionada con dos años de prohibición para grabar nuevas películas, mientras que Fang se expone a una sanción de cinco años, durante los que no podría involucrarse de ninguna forma en la industria del cine.

"Los productores, directores y actores involucrados en la producción de la película deben seguir una seria formación de autocrítica y hacer profundas reflexiones personales," añadió el comunicado.

Frang fue también el productor de "Summer Palace," del 2006, un romance enmarcado en las protestas de la Plaza de Tiananmen de 1989, y por la que su director Lou Ye se vio castigado a cinco años de sanción sin grabar películas en China continental.

Lou no revisó la película con los censores del país antes de ir al Festival de Cine de Cannes, donde se mostró sin autorización oficial.

(Reporte de Lindsay Beck, Traducido por Servicio Online de Madrid)