'Sambódromo' de Río estalla con ritmo, color y sensualidad

lunes 4 de febrero de 2008 11:22 GYT
 

Por Julio César Villaverde

RIO DE JANEIRO (Reuters) - El "sambódromo" de Río de Janeiro estalló al son de febriles ritmos, color, disfraces y sensuales bailarinas prácticamente desnudas, en el inicio del concurso de sambas que constituye la perla del famoso carnaval de Brasil.

La primera jornada del certamen terminó en la madrugada del lunes tras el pasaje por la avenida de 700 metros de seis de las 12 "escolas de samba" que disputan el título de campeona con carros alegóricos, y reyes, geishas, indios y hasta pollos asados danzando.

Con más de 4.000 integrantes, la escuela Sao Clemente recordó el bicentenario de la llegada a la ciudad de la corte de Portugal, con el tema "El clemente de Joao VI en Río: el redescubrimiento de Brasil."

En el grupo inicial, destacó el travesti Rogeria, vestido como reina con los colores negro y amarillo de la agrupación, superando en atracción al carro alegórico que portaba al rey, amante de los pollos asados, y su consorte Carlota.

"Hice de todo para parecer una loca, sólo que no me rasqué el cabello porque estoy usando pegamento y alcohol," dijo Rogeria a Reuters al final del desfile, aludiendo a la insanía de María, madre de Joao VI.

La escultural modelo Viviane Castro, disfrazada de india con apenas un collar, un penacho y alas de plumas, sacudió el sambódromo. Un minúsculo "tapa sexo" era invisible mientras recorrió la larga avenida bailando sensualmente.

"Me siento súper despreocupada por el hecho de estar desnuda. El carnaval es mucha alegría, uno no piensa acerca de otras cosas," dijo a Reuters la exuberante danzarina, de 25 años, antes de desfilar.

Los gigantescos y coloridos carros alegóricos de Sao Clemente, que como los de las otras escuelas se construyen durante meses a un elevado costo, se desplazaron al ritmo de tamboriles, baterías y cánticos recordando la herencia cultural portuguesa.   Continuación...

 
<p>El 'samb&oacute;dromo' de R&iacute;o de Janeiro estall&oacute; al son de febriles ritmos, color, disfraces y sensuales bailarinas pr&aacute;cticamente desnudas, en el inicio del concurso de sambas que constituye la perla del famoso carnaval de Brasil. La primera jornada del certamen termin&oacute; en la madrugada del lunes tras el pasaje por la avenida de 700 metros de seis de las 12 'escolas de samba' que disputan el t&iacute;tulo de campeona con carros aleg&oacute;ricos, y reyes, geishas, indios y hasta pollos asados danzando. Photo by Stringer/Brazil/Reuters</p>