Rapero Kanye West pone fin a su breve boicot a los premios MTV

jueves 4 de septiembre de 2008 19:27 GYT
 

Por Dean Goodman

LOS ANGELES, EEUU (Reuters) - Un año después de que juró no volver a tocar jamás en los premios MTV, la estrella del hip-hop Kanye West cerrará el domingo la ceremonia anual 25 del show en Hollywood, uniéndose a Christina Aguilera y Jonas Brothers, informaron los organizadores.

El rapero estaba molesto por su trato en el show del año pasado, cuando su actuación fue relegada a un pequeño escenario en Las Vegas.

West tampoco ganó premios y acusó a la cadena de música del cable de explotar a Britney Spears, que de forma inadvertida se robó el espectáculo tras doblar y cantar de mala forma su sencillo más reciente.

La opacada estrella del pop nuevamente abrirá el show de este año, pero no actuará.

"Ella hará (...) algo tan trastornado que, probablemente, hará que la gente quiera comenzar familias unos con otros de un modo aleatorio," explicó el anfitrión del evento, el comediante inglés Russell Brand, durante una conferencia de prensa.

La ceremonia será realizada en la sede de Paramount Pictures.

Brand estuvo acompañado de Aguilera, quien realizará su primera presentación en televisión desde que tuvo a su hijo en enero pasado.

Otro intérprete, el rapero T.I., estuvo también en la conferencia. El trío posó para los fotógrafos antes de que Aguilera se subiera a una limusina y partiera.   Continuación...

 
<p>El presentador de los premios MTV de este a&ntilde;o, Russell Brand, y la cantante Christina Aguilera durante una conferencia de prensa previa al evento en Hollywood, EEUU, 4 sep 2008. Un a&ntilde;o despu&eacute;s de que jur&oacute; no volver a tocar jam&aacute;s en los premios MTV, la estrella del hip-hop Kanye West cerrar&aacute; el domingo la ceremonia anual 25 del show en Hollywood, uni&eacute;ndose a Christina Aguilera y Jonas Brothers, informaron los organizadores. El rapero estaba molesto por su trato en el show del a&ntilde;o pasado, cuando su actuaci&oacute;n fue relegada a un peque&ntilde;o escenario en Las Vegas. Photo by Phil Mccarten/Reuters</p>