Hollywood se prepara por amenaza de posible huelga de actores

martes 4 de marzo de 2008 18:55 GYT
 

Por Steve Gorman

LOS ANGELES (Reuters) - El epílogo de la tumultuosa huelga de guionistas ya se escribió, pero Hollywood se prepara para una posible secuela a la costosa movilización, esta vez interpretada por actores de cine y televisión.

Mientras la industria televisiva se ha apresurado a poner de nuevo en el aire a los programas interrumpidos por la huelga desde que los guionistas volvieron a trabajar hace tres semanas, la amenaza de una nueva interrupción laboral de parte de los actores ha puesto a los estudios de cine en una situación delicada.

Los cineastas están reacios a iniciar cualquier producción que no pueda ser terminada antes de que expiren los contratos de los miembros del Sindicato de Actores de Cine y Televisión el 30 de junio -una fecha que está siendo tratada como la fecha límite de facto del sindicato para iniciar una huelga.

Asumiendo una rodaje típico de 60 días de una cinta, además de los días libres, posibles alargamientos y la necesidad de realizar grabaciones adicionales, eso significa que pocas o ninguna cinta de un estudio importante comenzará a filmarse después de que termine este mes, dicen expertos de la industria.

"En su mayor parte los estudios no están dando luz verde a ninguna película que debería estar en producción después de la fecha límite (del 30 de junio)," dijo una fuente dentro de una importante agencia de talentos, quien no fue autorizado a hablar públicamente sobre los asuntos de sus clientes.

La preocupación por la situación laboral incluso ha llevado a la importante empresa de seguros de Hollywood, Fireman's Fund Insurance Co, a ofrecer una póliza "de gastos por huelga" para los estudios.

La póliza cubre todos los costos de la suspensión de una producción relacionada con la huelga en el evento de que la enfermedad de un actor, el daño de los equipos u otro imprevisto retrase la grabación de una cinta pasado el 30 de junio.

Muchos en Hollywood creen que la fatiga por la anterior huelga aún sigue muy alta como para que se materialice otra movilización. Pero con decenas de millones de dólares en juego cuando una producción se ve interrumpida, los estudios de cine prefieren ir a lo seguro.

(Editado por Ricardo Figueroa)