ENFOQUE-Argentina se enriquece con el tango para los turistas

lunes 4 de febrero de 2008 11:27 GYT
 

Por Fiona Ortiz

BUENOS AIRES (Reuters) - El tango, un imán para los millones de turistas que llegan cada año a Buenos Aires atraídos por su nostálgica historia y su bohemia, se convirtió en un gigantesco negocio y uno de los pilares de la poderosa economía de la ciudad.

A diferencia de lo que ocurría en el pasado, cuando los bailes populares llamados "milongas" eran sólo para el recreo de los tangueros de antaño, ahora reciben visitas de todo el planeta, y cada turista viene dispuesto a invertir su dinero en esa diversión.

El empresario Juan Fabbri no tiene lugar ni para sentarse en su propio teatro-restaurante de 500 butacas, llamado Esquina Carlos Gardel.

Sus clientes pagan de 80 a 160 dólares para cenar la clásica carne argentina mientras miran una película sobre el desarrollo del tango, la melancólica música y baile que es marca registrada del país sudamericano desde el siglo XIX. Luego se presenta un show de baile con orquesta.

"Si quiero cenar en mi propio lugar tengo que comer parado," asegura el empresario, que emplea a coreógrafos, bailarines, músicos y vestuaristas, ayudando a mantener la economía del tango que crece al 25 por ciento anual, lo que triplica el ritmo del país.

El tango es una industria de unos 450 millones de dólares anuales y representa el 10 por ciento del gasto en entretenimiento de la ciudad de Buenos Aires, nada despreciable para un baile de más de 100 años que compite con cines, los videojuegos, recitales de rock y fiestas electrónicas.

Argentina se benefició de un fuerte repunte del turismo desde la profunda crisis del 2002, gracias a la fuerte depreciación de la moneda local frente al dólar, lo que hizo al país un destino económico para los viajeros.

CARNE, VINO Y TANGO   Continuación...