ENFOQUE-Cine ruso revive de la mano del patriotismo

domingo 6 de julio de 2008 12:51 GYT
 

Por Amie Ferris-Rotman y Thomas Peter

SUZDAL, Rusia (Reuters) - Un grupo de jinetes vestidos de negro pasan por al lado de una línea de horcas, arrojando nieve sobre cuerpos congelados.

Son los "oprichniki," leales secuaces del zar ruso del siglo XVI, Iván el Terrible. Cabezas de perros oscilan de sus sillas de montar, una advertencia a los enemigos internos de la patria.

El set corresponde a una nueva película, "Ivan the Terrible and Metropolitan Philip," que se estrenará el próximo año y que explora la relación entre el tirano Iván y su amigo y crítico más feroz, Philip.

De pie cerca de un monasterio con paredes blancas en Suzdal, un pueblo a 200 kilómetros al noreste de Moscú cuyos edificios se asemejan a la capital en tiempos medievales, el director Pavel Lungin dijo que disponía de un presupuesto de 17 millones de dólares para "Ivan," una cifra muy alta para el estándar ruso.

El abultado presupuesto y el equipo profesional, que incluye a un camarógrafo estadounidense que trabaja para el director Clint Eastwood, son señal de un renacimiento de la industria cinematográfica rusa, que está atrayendo grandes sumas de dinero del Gobierno e inversores privados.

El Gobierno espera que sus compañías productoras registren ganancias por 900 millones de dólares en 2011, casi duplicando los ingresos del año pasado.

Sus películas son proyectadas en las nuevas pantallas que están apareciendo en todo el país, principalmente destinadas a audiencias jóvenes con más dinero para gastar de lo que sus padres solían tener.

Al igual que los precios en aumento de las pinturas rusas y la moda local, los filmes están ganando popularidad y éxito financiero, en momentos en que la economía se encamina a su décimo año de crecimiento, impulsada por los 1.000 millones de dólares diarios de ingresos por la exportación de energía.   Continuación...