6 de julio de 2008 / 16:56 / hace 9 años

ENFOQUE-Cine ruso revive de la mano del patriotismo

7 MIN. DE LECTURA

Por Amie Ferris-Rotman y Thomas Peter

SUZDAL, Rusia (Reuters) - Un grupo de jinetes vestidos de negro pasan por al lado de una línea de horcas, arrojando nieve sobre cuerpos congelados.

Son los "oprichniki," leales secuaces del zar ruso del siglo XVI, Iván el Terrible. Cabezas de perros oscilan de sus sillas de montar, una advertencia a los enemigos internos de la patria.

El set corresponde a una nueva película, "Ivan the Terrible and Metropolitan Philip," que se estrenará el próximo año y que explora la relación entre el tirano Iván y su amigo y crítico más feroz, Philip.

De pie cerca de un monasterio con paredes blancas en Suzdal, un pueblo a 200 kilómetros al noreste de Moscú cuyos edificios se asemejan a la capital en tiempos medievales, el director Pavel Lungin dijo que disponía de un presupuesto de 17 millones de dólares para "Ivan," una cifra muy alta para el estándar ruso.

El abultado presupuesto y el equipo profesional, que incluye a un camarógrafo estadounidense que trabaja para el director Clint Eastwood, son señal de un renacimiento de la industria cinematográfica rusa, que está atrayendo grandes sumas de dinero del Gobierno e inversores privados.

El Gobierno espera que sus compañías productoras registren ganancias por 900 millones de dólares en 2011, casi duplicando los ingresos del año pasado.

Sus películas son proyectadas en las nuevas pantallas que están apareciendo en todo el país, principalmente destinadas a audiencias jóvenes con más dinero para gastar de lo que sus padres solían tener.

Al igual que los precios en aumento de las pinturas rusas y la moda local, los filmes están ganando popularidad y éxito financiero, en momentos en que la economía se encamina a su décimo año de crecimiento, impulsada por los 1.000 millones de dólares diarios de ingresos por la exportación de energía.

"The Irony of Fate: Continuation," una secuela del filme "The Irony of Fate" de la era soviética, impactó a Rusia en Año Nuevo, con una ganancia de taquilla de 50 millones de dólares en su primer mes en cartel.

La historia retoma el relato de 1975 pero en la actualidad, siguiendo las relaciones de los hijos de los protagonistas de la película original.

En tanto, la post apocalíptica "Inhabited Island," una película de ciencia ficción en dos partes dirigida por Fyodor Bondarchuk y de cuatro horas y media de duración, tiene un presupuesto de 35,5 millones de dólares, posiblemente el mayor de todas las películas hechas en Rusia.

El productor Alexander Rodnyansky dijo que "Inhabited Island," basada en un libro de los hermanos rusos Strugatsky, mostrará efectos especiales que rivalizarán a los utilizados por la megaproducción de Hollywood "The Matrix."

"Queremos intentar que los espectadores entiendan que al menos algunos productores rusos son capaces de producir algo de gran calidad, exactamente la misma calidad de las películas internacionales," comentó Rodnyansky.

Intervencion Estatal

La industria cinematográfica, otrora la perla de la máquina de propaganda de la Unión Soviética, recibió grandes sumas de dinero desde el Estado y productores y directores fueron alentados por un montón de técnicos especializados y actores profesionales.

Uno de sus pioneros, Sergei Eisenstein, es ampliamente reconocido por crear el montaje, o la edición moderna.

Pero la industria sufrió un duro golpe en la turbulenta década de 1990 tras el colapso de la Unión Soviética, cuando las salas de cine cerraron en masa en todo el país y los estudios perdieron la financiación.

Al comienzo de la década del 2000 el Estado dio el puntapié inicial para el renacimiento del sector al introducir condiciones de mercado.

"Nuestra posición era muy simple: apoyaremos la producción pero los cines y las compañías productoras serán privadas," dijo Mikhail Shvydkoi, director de la Agencia Federal de Cultura y Cinematografía.

De aproximadamente unas 200 películas realizadas el año pasado, la mitad recibió apoyo estatal, dijo Shvydkoi, y añadió que Rusia destinó unos 100 millones de euros (unos 157,3 millones de dólares) para filmes este año.

Los inversores privados juegan un papel clave, financiando de sus bolsillos la gran parte del presupuesto.

El magnate metalúrgico Viktor Vekselberg ha financiado películas junto con el estatal Banco de Moscú.

El Estado espera que unos 20 millones de espectadores acudan a los cines para el 2010, desde los 14 millones, o 10 por ciento de la población, actuales.

Orgullo Nacional

Pero mientras películas sobre las guerras en el período soviético, el conflicto de Chechenia y épocas anteriores de la historia local gozan de éxito en el país, no han sido bien recibidas en el exterior, donde muchos temen el creciente poder de Moscú.

"El elemento patriótico en muchas de las grandes producciones rusas que las hace tan popular en casa hasta cierto punto le quita las ganas de ver las películas a los extranjeros," dijo Julian Graffy, profesor de cine ruso y soviético del University College de Londres.

"Hay un nuevo, un poco ansioso orgullo nacional, y eso está reflejado en las nuevas películas de 'masculinidad agresiva' que son tan populares," añadió.

Por el contrario, las películas rusas aclamadas internacionalmente han sido menos conocidas en casa.

El nuevo filme del director ganador del Oscar Nikita Milkhalkov, "12," en el que 12 jurados deciden la suerte de un joven checheno acusado de asesinar a su padre adoptivo, fue nominada al premio de la Academia de Hollywood en febrero, pero estuvo lejos de ser un éxito local.

Por Amie Ferris-Rotman y Thomas Peter; reporte adicional de Nikolai Pavlov en Suzdal y Christian Lowe en Moscú; Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below