ENFOQUE-Estoy en la última fila, pero puedo ver a Led Zeppelin

domingo 6 de enero de 2008 11:31 GYT
 

Por Mike Collett-White

LONDRES (Reuters) - Unos pocos amigos estaban felices por mí. Pero la mayoría sintió envidia.

De todas las localidades disponibles en tres años de cobertura del arte y el espectáculo, las entradas para el concierto de Led Zeppelin del lunes 10 de diciembre eran las más codiciadas.

Están las bandas que tienen seguidores y están las bandas, como "los Zep," que tienen fanáticos.

Entonces, ¿por qué todo el alboroto? Después de todo, no hay escasez de "dinosaurios" del rock que se reúnen por una aventura final, como The Police, Sex Pistols y The Eagles por nombrar sólo unos pocos.

Las giras se han posicionado por sobre las ventas de discos como lo más rentable de la música pop, una industria que se está recuperando del intercambio ilegal de archivos por internet y la disminución de la demanda de CDs.

En lo que respecta a Led Zeppelin, sin embargo, nos encontramos con un factor inusual.

La banda sólo se ha presentado un puñado de veces desde la muerte del baterista John Bonham en 1980. Los propios miembros admiten que cada vez fue un caos, y todavía no hay nada que indique que esta ocasión fue la excepción.

Y entonces está la música: poderosa, dinámica, oscura y a veces simplemente rara.   Continuación...