Grandes nombres de la moda y novatos se mezclan en París

domingo 7 de octubre de 2007 10:55 GYT
 

Por Kerstin Gehmlich

PARIS (Reuters) - Las hojas de otoño de los jardines de las Tullerías flotaban el domingo sobre la pasarela de Olivier Theyskens, mientras el joven diseñador presentaba los vestidos sedosos, inspirados en la naturaleza, de su segunda colección para la marca de vestuario Nina Ricci.

Theyskens, de 30 años, que se incorporó desde la casa Rochas luego de que el año pasado la marca abandonó su negocio de ropa, hizo desfilar modelos luciendo vestidos livianos de colores pasteles y sacos de lana largos, al caminar en una carpa abierta en las Tullerías.

Asumir el control de una marca establecida es una tarea complicada para los diseñadores que necesitan dejar marcas de su propio estilo y al mismo tiempo respetar la historia de la casa.

El sueco Paulo Melim Andersson se enfrentó al mismo desafío en Chloe, cuando el sábado expuso su segunda colección, presentando vestidos estilo jardinero, con tops transparentes y pantalones angostos y brillantes.

En Ricci, Theyskens tuvo un buen comienzo, dijo Mario Grauso, presidente del grupo Puig, al que pertenece la marca, y agregó que la respuesta de las tiendas a la primera colección había sido muy fuerte.

"Es un verdadero placer trabajar con Olivier. Estoy todavía más optimista luego de casi un año," dijo a periodistas. "Es muy emocionante y las prendas se están vendiendo muy bien," añadió.

Theyskens hizo desfilar modelos en brillantes vestidos, con chaquetas cortas con cortes anchos en la espalda. El desfile cerró con vestidos blancos de cintura alta, con colas largas y voluminosas.

"Para mí, el tema fue muchachas que regresan de una fiesta, a las que uno encontraría en las veredas temprano en la mañana" dijo entre bastidores Theyskens, de voz suave.   Continuación...