Nueve heridos en el primer encierro de San Fermín

lunes 7 de julio de 2008 11:04 GYT
 

MADRID (Reuters) - Los toros de Conde de la Corte regresaron a Pamplona tras 10 años de ausencia, en un primer encierro que terminó con nueve heridos, ninguno de ellos por asta de toro, según la Oficina Internacional de Prensa de San Fermín (OIP).

El encierro, que comenzó tras un homenaje a Iñaki Ochoa de Olza, el montañero navarro que falleció en mayo en el Annapurna, fue largo -cuatro minutos y 20 segundos- y complejo, con dos o tres caídas en la cuesta de Santo Domingo y resbalones en la curva de Mercaderes.

Fue precisamente en esta curva donde uno de los toros quedó rezagado, protagonizando luego el momento más celebrado cuando se encaminó finalmente hacia la entrada del callejón.

Cinco de los heridos, dos españoles y tres extranjeros, procedentes de Inglaterra, Nueva Zelanda y Australia, fueron trasladados al Hospital Virgen del Camino, donde fueron atendidos de diversas heridas y traumatismos.

Los otros cuatro heridos recibieron asistencia en el Hospital de Navarra, en dos de los casos por traumatismos craneoencefálicos, concretamente un ciudadano estadounidense y un sudafricano, mientras que una persona procedente de Málaga fue atendida de una contusión y un último paciente, navarro, de un traumatismo torácico.

El día de la semana se hizo notar en la afluencia de público, y hubo menos corredores que otros años para recibir a la ganadería de Badajoz en su regreso a los Sanfermines.

Las fiestas recuperaban así su carácter festivo después de que esta mañana se hallara el cadáver de Aidan Holly, un irlandés de 23 años, que podría haberse precipitado desde las murallas del baluarte del Portal de Francia.

La Oficina Diplomática irlandesa confirmó el lunes a la OIP la identidad del fallecido, que no portaba más documentación que una tarjeta de crédito.

Se ha identificado también a uno de los compañeros de viaje del joven, que reconoció el cadáver y declaró haber estado con Holly hasta poco antes de su caída, así como que éste se encontraba bajo los efectos del alcohol.

(Reporte de Cristina Fuentes-Cantillana. Editado por Lucila Sigal)

 
<p>Participantes besan la estatua del novelista estaounidense Ernest Hemingway en un car durante el festival de San Ferm&iacute;n, en Pamplona, Espa&ntilde;a 6 jul 2008. Los toros de Conde de la Corte regresaron a Pamplona tras 10 a&ntilde;os de ausencia, en un primer encierro que termin&oacute; con nueve heridos, ninguno de ellos por asta de toro, seg&uacute;n la Oficina Internacional de Prensa de San Ferm&iacute;n (OIP). El encierro, que comenz&oacute; tras un homenaje a I&ntilde;aki Ochoa de Olza, el monta&ntilde;ero navarro que falleci&oacute; en mayo en el Annapurna, fue largo -cuatro minutos y 20 segundos- y complejo, con dos o tres ca&iacute;das en la cuesta de Santo Domingo y resbalones en la curva de Mercaderes. Photo by Eloy Alonso/Reuters</p>