Padres Britney Spears dicen vida de la artista está 'en riesgo'

jueves 7 de febrero de 2008 18:20 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - Los padres de la estrella de música pop Britney Spears dijeron que su hija está en medio de una crisis mental y que temen que su vida esté en riesgo, luego de que dejó un hospital donde estaba sometida a cuidado psiquiátrico.

Spears, de 26 años, fue dada de alta el miércoles en la tarde del UCLA Medical Center en Los Angeles luego de una estadía de una semana para una evaluación psiquiátrica. Casi de inmediato, los paparazzi que han seguido sus pasos en meses recientes comenzaron a seguirla de nuevo.

"Como padres de una niña adulta que sufre una crisis de salud mental, quedamos muy decepcionados (...) al enterarnos que pese a la recomendación de su psiquiatra tratante, nuestra hija Britney fue dada de alta del hospital que podría cuidarla y mantenerla segura," dijeron en una declaración conjunta el padre de la cantante, Jamie Spears, y su madre, Lynne Spears.

"Estamos profundamente preocupados por la seguridad y vulnerabilidad de nuestra hija y creemos que su vida está actualmente en riesgo," agregaron en la declaración dada a conocer a última hora del miércoles.

Varios reportes informaron que Spears se reunió con sus abogados y amigos en Beverly Hills, y la declaración de sus padres sugirió que esas reuniones podrían violar un fallo judicial que a principios de semana dio a Jamie Spears el control de los asuntos financieros de la cantante.

"Hay órdenes vigentes de curaduría creadas para proteger a nuestra hija que están siendo evidentemente ignoradas. Sólo pedimos que las órdenes de la corte sean cumplidas para que se evite una tragedia," concluyó la declaración conjunta.

Spears, quien llegó a la fama a fines de la década de 1990 y consiguió una gran cantidad de seguidores entre las audiencias jóvenes como una cantante pop, ha visto en meses recientes como su vida ha girado fuera de control.

La cantante se enfrentó con su ex esposo, Kevin Federline, por la custodia de sus dos hijos, pasó un breve tiempo en rehabilitación, fue fotografiada en público sin ropa interior y exhibió una conducta bizarra, como usar pelucas rosadas y hablar con un acento británico pese a ser nativa de Luisiana.

A principios de enero, fue llevada a un hospital de Los Angeles y puesta bajo observación mental por unos días antes de irse. La semana pasada fue hospitalizada de nuevo para una evaluación psiquiátrica.

Su padre entonces fue a una corte de Los Angeles y recibió la "curaduría temporal" de sus asuntos financieros. El comisionado de la corte también emitió una orden de restricción temporal contra el autodenominado agente de la cantante, Sam Lutfi, quien ha sido una presencia casi constante en su vida en los meses recientes.

(Editado por Ricardo Figueroa)