Autores, tratados como estrellas de rock en festival brasileño

lunes 7 de julio de 2008 12:09 GYT
 

Por Stuart Grudgings

PARATY, Brasil (Reuters) - Paulo Cavalcante viajó en autobuses por 46 horas desde el noreste de Brasil a esta ciudad costera para estar junto a personalidades como el dramaturgo británico Tom Stoppard y otros famosos escritores.

"Esto es magnífico," dijo el profesor de 47 años de edad, que estaba vendiendo copias de su primer libro, una novela de amor, a los transeúntes en la ciudad costera de Paraty.

"La gente de donde vivo yo no lee mucho a causa de bajos ingresos y una pobre educación," apuntó.

Durante unos pocos días la semana pasada, Cavalcante pudo codearse en la ciudad colonial de calles empedradas con Stoppard, el músico Carlos Lyra y el mordaz autor estadounidense David Sedaris en la ciudad colonial de calles empedradas.

Fundada hace seis años por la editora de "Harry Potter" Liz Calder, la anual Fiesta Literaria de Paraty ha ayudado a transformar esta ciudad a mitad de camino entre Río de Janeiro y Sao Paulo en un destino de moda y puso a Brasil en un lugar destacado en el circuito literario internacional.

Los brasileños, más conocidos por sus telenovelas y el samba que como lectores, tratan el evento como un tesoro nacional.

"Era como un concierto de rock," afirmó la novelista británica Zoe Heller sobre su sesión de debate, vista por varios miles de personas.

Al menos 1000 personas hacinadas escucharon una discusión sobre el significado de la bossa nova entre Lyra y un crítico musical que se refirió a temas como la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 hasta los posibles vínculos de la música con autores como Machado de Assis, que fue el tema de la reunión de este año.   Continuación...

 
<p>Paulo Cavalcante viaj&oacute; en autobuses por 46 horas desde el noreste de Brasil a esta ciudad costera para estar junto a personalidades como el dramaturgo brit&aacute;nico Tom Stoppard (en la foto) y otros famosos escritores. 'Esto es magn&iacute;fico', dijo el profesor de 47 a&ntilde;os de edad, que estaba vendiendo copias de su primer libro, una novela de amor, a los transe&uacute;ntes en la ciudad costera de Paraty. Photo by (C) GARY HERSHORN / REUTERS/Reuters</p>