Contratista descubre 'invalorable' postal de Tolkien

martes 8 de julio de 2008 13:40 GYT
 

Por Mike Collett-White

LONDRES (Reuters) - Un trabajador de demolición que retiraba una chimenea de una antigua vivienda del autor de "The Lord of the Rings," J.R.R. Tolkien, encontró una tarjeta postal del escritor emitida en 1968 y espera venderla a cambio de una pequeña fortuna.

Stephen Malton, quien dirige la empresa Prodem Demolition en Bournemouth, en la costa sureña de Inglaterra, trabajaba en la casa del pueblo de Poole para derribarla y dar paso a la construcción de un nuevo proyecto.

"Antes de demoler una casa hacemos un registro interno," dijo Malton el martes.

"Uno de los principales rasgos era la chimenea y mientras retirábamos eso hallamos tres tarjetas postales. La tercera era una postal con fecha de 1968 y dirigida a J.R.R. Tolkien," sostuvo.

Malton señaló que según la información que investigó en internet, la chimenea de madera tallada con incrustaciones de mármol, parte de la casa que Tolkien habitó entre 1968 y 1972, ya estaba valorada en hasta 250.000 dólares.

"Para unir a la chimenea y la postal, estamos hablando de un precio de alrededor de 500.000 dólares para el par," aseguró el hombre de 42 años a Reuters por teléfono.

Malton contactó al grupo que maneja los derechos de autor de Tolkien, y afirmó que obtuvo la autorización para vender la chimenea y la tarjeta postal. El grupo patrimonial no estaba inmediatamente disponible para hacer comentarios.

Malton dijo que probablemente vendería los ítemes en una subasta, aunque el diario local Dorset Echo señaló que Malton ya recibió una oferta de un seguidor de Tolkien en Bélgica.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de la portada del libro del escritor J.R.R. Tolkien  'The Children of Hurin', 16 abr 2007. Un trabajador de demolici&oacute;n que retiraba una chimenea de una antigua vivienda del autor de 'The Lord of the Rings', J.R.R. Tolkien, encontr&oacute; una tarjeta postal del escritor emitida en 1968 y espera venderla a cambio de una peque&ntilde;a fortuna. Stephen Malton, quien dirige la empresa Prodem Demolition en Bournemouth, en la costa sure&ntilde;a de Inglaterra, trabajaba en la casa del pueblo de Poole para derribarla y dar paso a la construcci&oacute;n de un nuevo proyecto. (foto de archivo) Photo by (C) HO NEW / REUTERS/Reuters</p>