Spike Lee ofrece sangre y esperanza en una película bélica

lunes 8 de septiembre de 2008 09:31 GYT
 

Por Janet Guttsman

TORONTO (Reuters) - El director Spike Lee se centró en el pasado al rodar una película sobre el papel a menudo olvidado de los soldados negros en la Segunda Guerra Mundial, una cinta bélica con sangre y sentimentalismo ambientada en la Toscana.

Pero la forma en la que ha cambiado Estados Unidos desde entonces hace que la historia sea también relevante en el presente, aseguró Lee, quien llevaba orgullosamente una camiseta de apoyo al candidato demócrata Barack Obama en su presentación de "Miracle at St Anna" en el Festival de Cine de Toronto.

La película, rodada principalmente en Italia y financiada parcialmente allí, cuenta la historia de cuatro miembros de la 92 División Bufalo, formada íntegramente por soldados negros, que se quedan aislados tras las líneas enemigas durante la ofensiva estadounidense en la península italiana.

En ocasiones violenta, en otras conmovedora y en otras puro azúcar, la cinta destaca la camaradería de los cuatro soldados y las tensiones entre ellos, además del racismo al que se enfrentan tanto en casa como por parte de sus camaradas blancos.

Aunque Lee se ha centrado en el tema de la raza en varias películas, desde "Do the Right Thing" a "Inside Man" o "When the Levees Broke," insiste en que Estados Unidos ha superado ampliamente el racismo retratado en su último trabajo, en el que sus héroes de guerra se ven enviados a la puerta de atrás de un bar de Louisiana mientras unos prisioneros de guerra nazis comen helados dentro.

"Ha habido un movimiento sísmico en este país," dijo Lee a Reuters y afirmó que hasta hace unos pocos años Obama no habría ganado la nominación del Partido Demócrata como candidato presidencial en Estados Unidos.

"Estoy intentando cambiar el mundo para mejor y entretener al mismo tiempo," aseguró el realizador.

CLINT Y SPIKE, "BIEN"   Continuación...

 
<p>El director estadounidense Spike Lee participa en una conferencia de prensa del filme ' Miracle at St.Anna ' durante el Festival Internacional de Cine de Toronto, 6 sep 2008. El director Spike Lee (en la foto) se centr&oacute; en el pasado al rodar una pel&iacute;cula sobre el papel a menudo olvidado de los soldados negros en la Segunda Guerra Mundial, una cinta b&eacute;lica con sangre y sentimentalismo ambientada en la Toscana. Pero la forma en la que ha cambiado Estados Unidos desde entonces hace que la historia sea tambi&eacute;n relevante en el presente, asegur&oacute; Lee, quien llevaba orgullosamente una camiseta de apoyo al candidato dem&oacute;crata Barack Obama en su presentaci&oacute;n de 'Miracle at St Anna' en el Festival de Cine de Toronto. Photo by Mike Cassese/Reuters</p>