ENFOQUE-Moda mexicana lucha por sobrevivir a dominio español

miércoles 10 de septiembre de 2008 12:44 GYT
 

Por Anahí Rama

MEXICO DF (Reuters) - Dos mujeres que trabajan en la misma oficina en México pueden encontrarse un día con una desagradable sorpresa: llevar el mismo suéter, la misma falda o la misma blusa.

Esto es un reflejo del dominio que el grupo español Inditex, que vende las marcas Zara y Bershka, entre otras, tiene en el vasto mercado mexicano de la moda y que complica cada vez más a la acotada industria local.

Diseñadores y estrategas de mercadeo hacen malabarismos para desarrollar marcas locales, en medio del avance del grupo español que cada vez tiene más tiendas, mientras se quejan de la falta de impulso gubernamental al diseño nacional y del alto costo de mantener una tienda en un centro comercial.

Pero también reconocen que el diseño mexicano se estancó en las décadas anteriores, por seguir los patrones de moda del vecino Estados Unidos, por orientar su industria textil a la exportación, y porque fue hasta hace pocos años que una incipiente clase media comenzó a demandar este tipo de ropa.

México, la segunda mayor economía latinoamericana después de Brasil, creó una enorme industria textil maquiladora, que importa insumos en favorables condiciones y devuelve productos terminados, destinada casi exclusivamente a su vecino del norte, con un diseño determinado por el cliente.

Mientras los mexicanos con más recursos viajaban a Estados Unidos en busca de prendas de calidad y los más humildes se conformaban con comprar en supermercados o puestos callejeros, Inditex aterrizó a comienzos de la década de 1990 aprovechando el campo fértil del consumidor medio que comenzaba a surgir.

"Mis hijas no compran nada aquí, salvo en Zara. En cuanto a los trajes, cuando tengo oportunidad compro en Europa o Estados Unidos. Aquí, además de ser más cara, no hay variedad," dijo un ingeniero industrial de 48 años que prefirió omitir su nombre.

ROPA CARA Y ABURRIDA   Continuación...