Biografía revela la extraña vida del primer actor de Drácula

viernes 9 de mayo de 2008 19:13 GYT
 

Por Dave Graham

BERLIN (Reuters) - La primera encarnación cinematográfica del personaje de terror Drácula fue tan extraña que incluso algunos críticos se preguntaron si el actor era un vampiro. Pero desde su muerte, poco se había hecho para resucitar la reputación de Max Schreck, hasta ahora.

Schreck es mayormente recordado por interpretar al terrorífico conde vampiro Orlok en el clásico del cine mudo del director F.W. Murnau "Nosferatu: A Symphony of Horror," estrenado en 1922. Esta fue la primera versión para la pantalla grande de la novela de Bram Stoker "Dracula."

El resto de su carrera ha sido injustamente olvidada a juicio del escritor alemán Stefan Eickhoff, quien escribió lo que ha definido como la primera biografía de Schreck.

"Quien espere descubrir a un vampiro estará decepcionado, pero se van a encontrar con un actor talentoso y versátil," contó Eickhoff.

En 1953, el crítico griego Adonis Kyrou preguntó a modo de broma en su libro "Le Surrealisme au Cinema" si el actor fue un vampiro: la idea se mantuvo e inspiró a una película. Luego de años de investigación, la biografía de Eickhoff entrega una crónica detallada de Schreck.

El libro titulado "Max Schreck: Gespenstertheater" (Teatro Fantasmal) se publicará este año.

Schreck falleció de una insuficiencia cardíaca a los 56 años, y fue enterrado en una sencilla tumba sin adornos en las cercanías de Berlín, donde nació en 1879.

La cinta del año 2000 E. Elias Merhige "Shadow of the Vampire" tiene como protagonista a Willem Dafoe, donde Schreck es un verdadero chupasangre contratado para protagonizar "Nosferatu."

A diferencia de Bela Lugosi y Christopher Lee, estrellas en otras interpretaciones de Drácula, Schreck nunca retomó el rol y pasó la mayor parte del resto de su carrera en pequeños papeles, pero no de terror.

(Editado en español por Marion Giraldo)

 
<p>Foto de archivo de botellas del vino 'Dracula', de venta en Rumania. La primera encarnaci&oacute;n cinematogr&aacute;fica del personaje de terror Dr&aacute;cula fue tan extra&ntilde;a que incluso algunos cr&iacute;ticos se preguntaron si el actor era un vampiro. Pero desde su muerte, poco se hab&iacute;a hecho para resucitar la reputaci&oacute;n de Max Schreck, hasta ahora. Schreck es mayormente recordado por interpretar al terror&iacute;fico conde vampiro Orlok en el cl&aacute;sico del cine mudo del director F.W. Murnau 'Nosferatu: A Symphony of Horror', estrenado en 1922. Esta fue la primera versi&oacute;n para la pantalla grande de la novela de Bram Stoker 'Dracula'. Photo by (C) BOGDAN CRISTEL / REUTERS/Reuters</p>