Polémica en feria del libro de Francfort por autores catalanes

miércoles 10 de octubre de 2007 15:46 GYT
 

Por Sylvia Westall

FRANCFORT, Alemania (Reuters) - Los autores catalanes, invitados de honor en la Feria del Libro de Francfort de este año, dicen que la polémica acerca de su elección del idioma viene con su territorio, pero que no debería distraer la atención de la literatura.

Algunos escritores que escriben en castellano han rechazado ir a la famosa feria por temores a ser usados como peones en una discusión política acerca de la lengua catalana.

Pero los que fueron al evento de cinco días dicen que están preparados para encarar un debate acerca de las tensiones políticas de un idioma prohibido durante el régimen franquista.

"El escritor siente que no debe ninguna disculpa a nadie por ser parte de una cultura," dijo el autor catalán Quim Monzó, que dio un discurso sobre la literatura catalana a modo de cuento cómico.

La feria, que atrae a alrededor de 300.000 visitantes, normalmente elige la literatura de un país como tema central, pero este año eligió centrarse en Cataluña.

"A lo mejor en España el debate ha sacado la atención fuera (de la literatura)," dijo el poeta Pere Gimferrer.

"Pero esto es un problema español, no hay duda. Siempre atrae debate. Este problema es político, histórico y social e inherente a España y a su espíritu político."

La industria editorial catalana representa casi el 55 por ciento del sector en España, según los organizadores de la feria, pero su literatura sigue siendo relativamente desconocida, fuera del mundo hispano y catalanoparlante.

"La feria permitirá que la lengua catalana encuentre un trampolín para convertirse en un idioma reconocido en Europa," dijo el presidente catalán José Montilla, criticando a "aquellos que crean disputas artificiales" con el castellano.

"Nuestra presencia en Francfort no es el imperativo de un gobierno sino el de un país," dijo.

 
<p>Los autores catalanes, invitados de honor en la Feria del Libro de Francfort de este a&ntilde;o, dicen que la pol&eacute;mica acerca de su elecci&oacute;n del idioma viene con su territorio, pero que no deber&iacute;a distraer la atenci&oacute;n de la literatura. Algunos escritores que escriben en castellano han rechazado ir a la famosa feria por temores a ser usados como peones en una discusi&oacute;n pol&iacute;tica acerca de la lengua catalana. Photo by Kai Pfaffenbach/Reuters</p>