12 de julio de 2008 / 0:40 / hace 9 años

Nuevo iPhone llega a tiendas de Asia, Europa y EEUU

<p>Taichiro Nakamura posa con su nuevo tel&eacute;fono iPhone 3G de Apple que compr&oacute; en Tokio, 11 jul 2008. El nuevo modelo del iPhone de Apple tuvo el viernes un deslumbrante debut cuando fren&eacute;ticos compradores se agolparon en las tiendas de Asia y hac&iacute;an colas en Europa para adquirir el nuevo aparato de alta tecnolog&iacute;a. El nuevo iPhone -un tel&eacute;fono celular con reproductor musical y conexi&oacute;n a internet- es una versi&oacute;n mejorada del original, que vendi&oacute; 270.000 unidades en s&oacute;lo unos d&iacute;as cuando se lanz&oacute; en junio del 2007. Photo by Toru Hanai/Reuters</p>

Por Matt Cowan y Adrian Bathgate

LONDRES/WELLINGTON (Reuters) - El nuevo iPhone de Apple tuvo el viernes un deslumbrante debut, cuando frenéticos compradores se agolparon en tiendas de Asia e hicieron largas filas en Europa y Estados Unidos para adquirir el modelo de última tecnología.

El nuevo iPhone -un teléfono celular con reproductor de música y video, y conexión a internet- es una versión mejorada del original, que vendió 270.000 unidades en sólo unos días cuando se lanzó en junio del 2007.

Tras su lanzamiento mundial en Nueva Zelandia, donde un estudiante de 22 años fue su primer comprador, el iPhone comenzará a venderse en más de 20 países alrededor del globo.

“Voy a cargar el aparato, dar una vuelta por ahí y luego dormir por un buen rato,” dijo Jonny Gladwell, un estudiante de Auckland de 22 años que esperó 60 horas en medio del frío para ser el primero del mundo en comprar el aparato, un minuto después de la medianoche.

Guardias con chalecos antibalas, cascos y escopetas custodiaron los 500 dispositivos a la venta en Hong Kong, una ciudad que ha visto muchedumbres descontroladas en grandes lanzamientos de productos.

Softbank Corp, que vende el iPhone en Japón, dijo que más de 1.500 personas hicieron fila fuera de su principal tienda en Tokio antes del lanzamiento, mientras a gritos la policía intentaba poner orden.

En ciudades como Londres, Nueva York, Boston y San Francisco, donde salió el primer iPhone hace un año, se formaron filas más ordenadas fuera de las tiendas mientras los consumidores parecían desesperados por tener el nuevo dispositivo en sus manos antes de que se agote.

“Nosotros pedimos un montón. Hemos visto la demanda la primera vez, pero estamos impresionados por esta demanda. Creo que no tiene precedentes,” dijo Steve Alder, director británico de iPhone de O2, una unidad del grupo español Telefónica .

“Tenemos cargas llegando todas las semanas (...) Confío en que al final del verano (boreal), todo el que quiera uno tendrá uno,” añadió.

Con el nuevo modelo, Apple, creador de la computadora Macintosh y el reproductor iPod, pretende ganar en la batalla por la creciente demanda de teléfonos inteligentes, un segmento que los fabricantes de celulares como la surcoreana Samsung Electronics, la taiwanesa HTC y la finlandesa Nokia, luchan por dominar.

El nuevo iPhone ofrece un acceso a internet más veloz que el primero y permite instalar software de terceros, como juegos y mensajería instantánea. Su capacidad de correo electrónico apunta directamente al Blackberry de Research in Motion .

Las acciones de Apple, que han subido casi un 4 por ciento en la última semana como anticipo del lanzamiento en 21 países, caían un 1 por ciento el viernes en medio de la debilidad de los mercados. Los papeles de Apple normalmente bajan cuando lanza productos a nivel masivo.

“Realmente hay que verlo el próximo mes, cuando el despliegue publicitario se pase, o incluso en seis meses más,” dijo el analista Keith Bachmann de BMO Capital Markets, quien añadió que pensaba que la compañía podría enfrentar algo de escasez de inventario.

EL FENOMENO IPHONE

La primera versión del iPhone fue adquirida por 270.000 personas a sólo días de su lanzamiento en junio del 2007.

Los analistas esperan que el nuevo iPhone llegue a unos 10,5 millones de compradores en todo el mundo y, además de los 6 millones que ya están usan el antiguo, Apple podría superar la meta de vender 10 millones de dispositivos a fines del 2008.

En Estados Unidos, muchos se mostraban entusiasmados por la promesa de iPhone de una mayor velocidad en internet y las aplicaciones como un rastreador de amigos.

Pero otros se quejaban de que la tienda online de Apple, donde los consumidores pueden descargar juegos y otros software para sus teléfonos, no estaba trabajando el viernes, aparentemente sobrecargada por la demanda.

La mayoría de los operadores subsidian las ventas del teléfonos, los ligan a sus redes y encierran a los consumidores en contratos a largo plazo, algo que tendrá que cambiar para elevar su atractivo entre los que prefieren ofertas prepagas.

“La apertura hacia paquetes prepagos fuera de Norteamérica es muy importante (...) la tarifa de prepago es la opción de la mayoría de la gente en la mayor parte del mundo,” comentó el analista Shaun Collins, de CCS Insight.

Fuera de una tienda en Bruselas, donde el iPhone se vende liberado y sin contrato a contar de los 525 euros (828 dólares), una fila, toda de hombres, aguantó una hora antes de la apertura del viernes.

Germain Merinero, un empleado de la Comisión Europea, al frente de la fila dijo que el precio no lo desalentaba.

“Es un pequeño juguete y uno paga lo necesario,” aseguró.

SABOREAR LA ACCION

El nuevo modelo del iPhone es el primer teléfono con pantalla sensible al tacto que llega oficialmente a Asia. La versión anterior sólo fue lanzada en Estados Unidos y Europa.

Muchos analistas dudan de que el aparato se vuelva popular entre los consumidores medios en Japón, el mayor mercado minorista de Asia, ya que no tiene los servicios de televisión o de pago electrónico usados ampliamente en el país.

Otros apuntan a un gran mercado negro por la aparición de imitaciones o aparatos “desbloqueados” -pirateados para funcionar en redes de otras compañías telefónicas- en China y el sudeste asiático, que canibalizaría la demanda.

Fuera de la tienda de Apple en Londres, no todos estaban contagiados por la onda y algunos ni siquiera sabían del lanzamiento. Mirando a la muchedumbre que rodeaba al local, un transeúnte preguntó: “ãPor qué tanto alboroto?.”

(1 dlr = 0,6340 euros)

Reporte adicional de Philip Blenkinsop en Bruselas, Sami Torma en Helsinki, Georgina Prodhan en Londres, Vinicy Chan y Judy Hua en Hong Kong; Sachi Izumi en Tokio, Edith Honan, Christine Kearney y Sinead Carew en Nueva York, Jim Finkle en Boston y Eric Auchard en San Francisco, redacción de Edwin Chan y Niclas Mika; Editado en español por Javier López, Mario Naranjo e Ignacio Badal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below