Filme muestra la crueldad y las contradicciones del apartheid

jueves 11 de septiembre de 2008 20:12 GYT
 

Por Janet Guttsman

TORONTO (Reuters) - Durante la era del apartheid en Sudáfrica, un país donde la raza lo era todo, Sandra Laing era una niña símbolo de la injusticia, considerada "de color" pese a que sus padres eran blancos.

Laing fue expulsada de un internado para blancos debido al color de su piel, aunque luego fue considerada blanca como respuesta a una campaña legal de sus padres.

Sin embargo, en una sociedad brutalmente racista, su familia la rechazó cuando se enamoró de un negro y debió comenzar una nueva vida otra vez.

Su historia ha sido plasmada en la película "Skin," que debutó con una ovación de pie en el Festival de Cine de Toronto esta semana.

En ella se examinan los temas raciales, los prejuicios y la época de apartheid a través de los ojos de una mujer inusual.

"Es una historia absolutamente extraordinaria que me conmovió hasta las lágrimas la primera vez que escuché hablar de ella," señaló el director Anthony Fabian a Reuters en el Festival, comparando la vida de Laing y del candidato presidencial demócrata Barack Obama.

Obama, es hijo de un padre negro y una madre blanca.

"La historia es completamente relevante. Tan sólo se debe mirar lo que esta pasando en las elecciones estadounidenses en este momento," agregó Fabian.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de la actriz Sophie Okonedo en el Festival de Cine de Toronto, 6 sep 2008. Durante la era del apartheid en Sud&aacute;frica, un pa&iacute;s donde la raza lo era todo, Sandra Laing era una ni&ntilde;a s&iacute;mbolo de la injusticia, considerada 'de color' pese a que sus padres eran blancos. Laing fue expulsada de un internado para blancos debido al color de su piel, aunque luego fue considerada blanca como respuesta a una campa&ntilde;a legal de sus padres. Photo by Mike Cassese/Reuters</p>