FBI busca a dueños de obras robadas tras muerte de coleccionista

lunes 11 de agosto de 2008 22:45 GYT
 

Por Ritsuko Ando

NUEVA YORK (Reuters) - ¿Es suyo este Picasso? Cuando el coleccionista de arte neoyorquino William Kingsland murió en el 2006, dejó atrás cientos de obras de arte. Pero algunas, incluyendo trabajos de Pablo Picasso, eran robadas.

El FBI, que busca a los legítimos dueños de piezas posiblemente robadas, expuso el lunes fotografías de algunos de los artículos de Kingsland en su sitio en internet.

Kingsland dejó atrás una impresionante colección de más de 300 piezas, incluyendo una naturaleza muerta minimalista de Giorgio Morandi y un collage de Kurt Schwitters.

Ya que no dejó herencia y ni herederos, los administradores públicos contrataron a las casas de subastas Christie's y Stair Galleries para vender las obras.

Pero se descubrió que un óleo sobre tela del pintor estadounidense John Singleton, subastado por Stair en 85.000 dólares, era uno de los objetos robados, y Christie's tuvo que cancelar una venta de artículos de la colección de Kingsland cuando surgieron problemas de origen.

El FBI dijo que ha encontrado varias piezas desde que fue descubierto el robo y cree que hay más. Por eso publicó las fotografías de unas 140 obras de arte en su sitio en internet (here).

"Pero por el abrumador tamaño de la colección, y porque por su complejidad lleva mucho tiempo la investigación de su origen, decidimos que la mejor y la más expedita línea de acción era publicar las obras de arte para el público general," dijo la agencia en un comunicado.

Reportes al momento de la muerte de Kingsland señalaban que era conocido dentro del mundo del arte, aunque su pasado estaba cubierto de misterio. Su nombre real era Melvyn Kohn, por ejemplo, y creció en el barrio neoyorquino del Bronx.   Continuación...