Icono del soul Isaac Hayes murió de una apoplejía: policía

martes 12 de agosto de 2008 21:00 GYT
 

CHICAGO (Reuters) - Isaac Hayes, la estrella de voz profunda de la música soul y quien ganó un Oscar por su tema para la película "Shaft," murió el fin de semana víctima de una apoplejía relacionada con la alta presión sanguínea, dijeron el martes autoridades de Memphis, Estados Unidos.

Hayes, de 65 años de edad, quien alguna vez se describió a sí mismo como un "fanático de la salud," estaba recibiendo tratamiento por su alta presión sanguínea y había sufrido una apoplejía sin consecuencias fatales el año pasado.

Su cuerpo fue encontrado junto a una máquina para correr en su casa de Memphis el domingo, sin indicios de golpes en la cabeza o traumas, de acuerdo al forense del condado de Shelby, el médico David Kraus, quien determinó que Hayes murió de una apoplejía.

"La familia Hayes esta tranquila con la recomendación del médico Kraus de no realizar una autopsia," dijo el sheriff del condado de Shelby en un comunicado.

Hayes, quien nació en Tennessee, escribió para muchas estrellas del sello discográfico de soul Stax en Memphis durante la década de 1960 y se consolidó como interprete con el álbum "Hot Buttered Soul." Fue el primer compositor de raza negra que ganó un Oscar, por el tema principal de la película "Shaft," éxito de 1971.

(Editado en español por Ricardo Figueroa)

 
<p>Foto de archivo del recientemente fallecido cantante estadounidense de soul Isaac Hayes en el festival de Jazz de Nueva Orleans, EEUU, 1 mayo 2005. Isaac Hayes, la estrella de voz profunda de la m&uacute;sica soul y quien gan&oacute; un Oscar por su tema para la pel&iacute;cula 'Shaft', muri&oacute; el fin de semana v&iacute;ctima de una apoplej&iacute;a relacionada con la alta presi&oacute;n sangu&iacute;nea, dijeron el martes autoridades de Memphis, Estados Unidos. Hayes, de 65 a&ntilde;os de edad, quien alguna vez se describi&oacute; a s&iacute; mismo como un 'fan&aacute;tico de la salud', estaba recibiendo tratamiento por su alta presi&oacute;n sangu&iacute;nea y hab&iacute;a sufrido una apoplej&iacute;a sin consecuencias fatales el a&ntilde;o pasado. (Foto de archivo) Photo by (C) REUTERS PHOTOGRAPHER / REUTERS/Reuters</p>