12 de febrero de 2008 / 15:18 / en 10 años

Festival Cine de Berlín busca un éxito luego de varias derrotas

Por Mike Collett-White

BERLIN (Reuters) - Los festivales de cine se enorgullecen de descubrir gemas cinematográficas de todo el mundo, que el público nunca vería de otra forma.

El hecho de que a mitad del Festival de Cine de Berlín de este año el favorito para los premios sea una producción de Hollywood con ocho nominaciones a los Oscar es un signo desalentador, según críticos.

“There Will Be Blood,” en la que Daniel Day-Lewis interpreta a un buscador de petróleo en Estados Unidos de principios del siglo XX, es el favorito para el Oso de Oro a la mejor película cuando ya se han proyectado 11 de los 21 largometrajes que están en la competencia.

“Todo el mundo está desvariando sobre ‘There Will Be Blood’, pero ya está estrenada en Estados Unidos,” señaló Lee Marshall, crítico de cine para la publicación Screen International.

“Es genial tener en competencia a una película nominada a los Oscar porque hace que la gente hable, pero va en contra del factor de descubrimiento,” comentó.

Críticos señalaron que muchas de las 21 películas en competencia no son estrenos, por lo que cualquier emoción que pudieran generar ya había pasado. Mientras que de las que sí están debutando, muchas han sido decepcionantes, añadieron.

“Julia,” dirigida por el francés Erick Zonca, ha tenido malas críticas pese a una sólida interpretación de Tilda Swinton. También “Gardens of the Night,” del británico Damian Harris, ha sido calificada como pobre.

Por el lado positivo, “Lake Tahoe,” la lenta y cómica historia de un adolescente mexicano, está entre las favoritas para los premios; mientras que “Elegy,” dirigida por Isabel Coixet y protagonizada por Penélope Cruz y Ben Kingsley, también ha sido bien recibida.

Y tanto “The Song of Sparrows,” del iraní Majid Majidi, sobre un hombre cuyo materialismo amenaza su felicidad, como “The Sparrow,” del director hongkonés Johnnie To, llevaron un toque de humor a una selección de películas generalmente seria.

Como siempre, el director del festival, Dieter Kosslick, ha intentado alcanzar un equilibrio entre las grandes películas y las estrellas, y pocos discutieron su decisión de abrir el festival con el documental “Shine a Light,” una cinta fuera de competencia en la que Martin Scorsese hace un retrato íntimo de los Rolling Stones.

Con eso, se aseguró que la banda de rock estuviera en la alfombra roja.

Críticos y periodistas afirman que desde entonces el festival ha decaído, con sólo Day-Lewis y Penélope Cruz generando algo de revuelo entre los aficionados, aunque esto podría cambiar con la llegada el miércoles de Madonna, que presenta fuera de concurso “Filth and Wisdom,” su debut como directora. (Traducido por el Servicio On line de Madrid, editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below