McCartney y Mills se preparan para batalla judicial en febrero

viernes 12 de octubre de 2007 13:02 GYT
 

LONDRES (Reuters) - El ex Beatle Paul McCartney y su esposa Heather Mills llevarán su dura batalla por el divorcio a una corte abierta en febrero, dijo el viernes una fuente judicial, luego de que fallaron los intentos de alcanzar un acuerdo privado.

La fuente dijo que se había programado una audiencia de cinco días con una nueva fecha en el 2008, en caso de que en la audiencia de febrero no se lograra un acuerdo.

La prensa británica ha especulado con que McCartney podría tener que ceder de 20 a 70 millones de libras (40 a 140 millones de dólares) de su fortuna de 825 millones de libras en un acuerdo final, incluido un pago único y diferentes pagos anuales.

El diario Evening Standard informó el viernes que durante la extensa reunión del jueves, el obstáculo había sido la negativa de Mills a aceptar una cláusula de silencio como parte del acuerdo. Una medida de ese tipo impide a las partes hablar durante las audiencias.

Su portavoz se negó a declarar y del lado de McCartney no hubo nadie disponible para comentar lo ocurrido.

El acuerdo podría marcar un nuevo récord para un divorcio disputado en las cortes británicas. En agosto del año pasado, se le instruyó al magnate de los seguros John Charman pagar 48 millones de libras a su ex esposa luego de su divorcio en el 2003, tras 27 años de matrimonio.

McCartney, de 65 año, se casó con Mills en el 2002. Tienen una hija, Beatrice, que cumple cuatro años el mes que viene.

Su separación quedó totalmente expuesta a la prensa sensacionalista.

Mills trabaja en varias tareas de caridad, entre ellas una que involucra la prohibición de minas y la prevención de malos tratos a los animales.