ENFOQUE-América Latina intenta frenar grave piratería de libros

jueves 13 de diciembre de 2007 11:04 GYT
 

Por Antonio de la Jara

SANTIAGO (Reuters) - Las historias de corsarios abundan, pero hallar en el centro de la capital chilena un vendedor de libros copiados o "piratas," como se los conoce y que antes inundaban las calles, puede convertirse casi en una novela policial.

Los numerosos vendedores informales que ofrecían copias de libros a plena luz del día en el Paseo Ahumada, la más importante vía peatonal de Santiago, han desaparecido, al menos hasta que llegue la noche en la capital.

"A esta hora no va a encontrar nada. Mucho paco (policía). Venga cuando esté más oscuro," dijo desconfiado y mirando de un lado a otro un vendedor de periódicos y revistas cerca de la plaza de armas de la ciudad.

La falsificación de libros ha tocado hondo en América Latina, región fértil en premiados escritores y poetas, pero en la que cunde el robo y desprotección de la propiedad intelectual con copias a precios muy inferiores a los originales.

Los más afectados son los libros de interés general, especialmente la literatura de autores locales. Otros son los textos de autoayuda, superación personal y los "bestseller," según un estudio del Centro Regional para el fomento del Libro en América Latina y El Caribe.

Pero algunos países, como Chile y México, han decidido poner cortapisas a las mafias que andan a la caza de los libros más vendidos en el continente.

En México, la lucha contra la piratería ha marcado importantes hitos este año, tras decomisarse unas 300 toneladas de copias falsificadas en operativos a bodegas y vías públicas en el centro de la Ciudad de México.

En el centro de Santiago, casi 40 personas fueron multadas desde que hace un mes se lanzó una campaña contra el comercio callejero, que castiga a los que compran libros y otros productos que se venden de manera ilegal.   Continuación...