Israel exculpa a los soldados que mataron a camarógrafo Reuters

miércoles 13 de agosto de 2008 11:53 GYT
 

LONDRES (Reuters) - La tripulación de un tanque israelí que mató a un cámara de Reuters y a ocho jóvenes palestinos en la Franja de Gaza actuó correctamente y no se enfrentará a medidas legales, según informó el principal abogado militar de Israel.

En una carta enviada el martes, el procurador general del Ejército dijo a la agencia internacional de noticias que los militares no pudieron ver si Fadel Shana estaba utilizando una cámara o un arma, pero que pese a todo se justificó que lanzaran un proyectil cargado con dardos que le causó la muerte a él y a ocho palestinos de entre 12 y 20 años de edad.

Reuters dijo el miércoles que está muy preocupada por esta conclusión, que reprime gravemente la libertad de los medios de comunicación a la hora de cubrir un conflicto, al dar a los soldados manos libres para matar sin estar seguros de que no estén disparando sobre periodistas.

Shana, de 24 años, grabó a dos tanques situados a alrededor de 1,5 kilómetros de donde se encontraba antes de que, en los impresionantes dos últimos segundos del video, su cámara capturara a un tanque disparando un proyectil que explotó a poca distancia, cubriendo a los que estaban allí con una lluvia de dardos metálicos conocidos como 'flechettes'.

"La tripulación del tanque no pudo determinar la naturaleza del objeto montado en el trípode y lo identificó positivamente como un misil antitanque, un mortero o una cámara de televisión," escribió el general de brigada Avihai Mendelblit, de las Fuerzas de Defensa de Israel.

Pero el abogado militar citó un ataque anterior ese mismo día en el que murieron tres soldados israelíes en otra zona de Gaza, otro ataque con granadas contra un tanque y el hecho de que tanto Shana como el técnico de sonido, que resultó herido, llevaran chalecos antibalas -"frecuentes entre los terroristas palestinos"- como razones para sospechar.

Sus chalecos azules decían "PRESS" ("prensa"). El Ejército dijo que los soldados no pudieron verlo. Los periodistas en Gaza dicen que apenas se ve a milicianos con chalecos antibalas.

"A la luz de la razonable conclusión de la tripulación del tanque y sus superiores de que los personajes eran hostiles y llevaban un objeto que lo más probable es que fuera un arma, la decisión de disparar a los objetivos (...) fue acertada," escribió Mendelblit.

"Las pruebas disponibles no sugieren una conducta errónea o un comportamiento criminal (...) Por ello he decidido (...) que no se adoptarán más medidas legales," señaló.   Continuación...