Artistas apoyan a Alejandro Sanz tras suspensión en Venezuela

miércoles 13 de febrero de 2008 18:26 GYT
 

CARACAS (Reuters) - Shakira, Jennifer López, Ricky Martin y decenas de otros artistas firmaron un comunicado de apoyo al cantante español Alejandro Sanz por la suspensión de un concierto en Caracas tras una polémica con el Gobierno, según divulgó el miércoles la oficina del cantante.

Una presentación del cantante fue pospuesta a finales del año pasado, cuando las autoridades locales le prohibieron actuar en un recinto estatal tras acusarlo de "despotricar" contra el presidente Hugo Chávez.

A inicios de año se anunció que el intérprete de "No es lo mismo," tema que dedicó en un reciente recital a los venezolanos, actuaría en el recinto, pero luego el evento fue suspendido definitivamente sin que la productora detallara los motivos.

"Tras confirmarse que definitivamente Alejandro Sanz no actuará en Venezuela el 14 de febrero por los inconvenientes y dificultades que le han sido puestos por diversas autoridades locales, deseamos manifestar nuestra solidaridad con él," informó el texto enviado por RLM, agencia que maneja a Sanz.

La polémica entre Chávez y Sanz generó un inmediato impacto en medios de comunicación y los seguidores del autor de "Corazón Partío," que acusaron al Gobierno de atentar contra la libertad de expresión.

Otros famosos como el futbolista David Beckham, la actriz Penélope Cruz y los cantautores Juanes y Joan Manuel Serrat, también aparecen en la extensa lista de firmantes.

"Porque creemos en una América Latina donde todos seamos libres de expresar nuestras opiniones y creemos en el respeto a los distintos conceptos y modos de pensar de cada individuo, esperamos de corazón que esta situación de desencuentro se solucione," agregó la misiva.

Sanz criticó en el 2004 a Chávez, diciendo que si recogieran 3 millones de firmas para que dejara de cantar, él lo haría, en referencia a las firmas reunidas para un referéndum contra el mandatario, del que salió victorioso.

(Por Fabián Andrés Cambero; Editado por Ricardo Figueroa)