14 de junio de 2008 / 11:02 / hace 9 años

España inaugura exposición apostando por nueva cultura del agua

ZARAGOZA (Reuters) - La ciudad española de Zaragoza se convirtió el sábado en un escaparate mundial gracias a la Exposición Internacional Agua y Desarrollo Sostenible, que busca crear conciencia sobre el modo de consumir y administrar un recurso natural cada vez más escaso y contaminado.

Un total de 22 grandes áreas acogerán los 140 pabellones en los que estarán representados 105 países, comunidades autónomas españolas y organismos como Naciones Unidas, la Unión Europea y la Santa Sede.

Entre los presentes en la exposición internacional figuran China, Rusia, Brasil, Arabia Saudita, Marruecos y Africa Subsahariana, mientras que Estados Unidos, Reino Unido o Canadá se mantuvieron ausentes.

"Creo que la apuesta por una visión nueva del agua, que es en lo que consiste la Expo de Zaragoza, es una de las grandes necesidades del mundo," dijo el presidente José Luis Zapatero en la víspera de la inauguración de una muestra, que se extenderá hasta el 14 de septiembre.

Unos 2.000 expertos en agua y medio ambiente debatirán y expondrán sobre un recurso natural básico al que no tienen acceso 1.200 millones de personas en el mundo y cuyo control está en el origen de muchos conflictos en Africa, Asia y Oriente Medio.

Premios Nobel de la Paz como el ex líder soviético Mijail Gorbachov y la indigenista guatemalteca Rigoberta Menchú, participarán en el foro que culminará con el lanzamiento de la "Carta de Zaragoza."

MODERNIDAD Y SOSTENIBILIDAD

La Expo dio cabida a obras espectaculares en diseño y volumen, como el Pabellón-Puente de la arquitecta iraquí Zara Haddid, que se alza sobre el caudaloso río como un símbolo de la nueva Zaragoza del siglo XXI.

"Hemos hecho una construcción que cumple con las características del desarrollo sostenible (...) desde la ubicación, compatible con el río, el diseño de los edificios, el uso de materiales, el aprovechamiento de residuos y la gestión del agua y energía," dijo a Reuters Roque Gistau, uno de los organizadores.

Una Torre del Agua de 76 metros de altura; el Pabellón de España, con su bosque de pilares y cubos de vidrio, y El Faro, una iniciativa ciudadana hecha de madera, paja y barro, son otras de las obras emblemáticas del evento internacional.

Zaragoza aspira a convertirse en un referente mundial sobre el debate del agua, y por el momento ha sido nombrada Sede de la Década del Agua de la ONU.

No obstante, la Expo también tiene sus detractores, entre ellos la organización ecologista Greenpeace, y un movimiento de protesta aglutinado en la web www.expo-no.es.

"Se han construido miles de metros cuadrados de carreteras, calles, edificios y puentes (...) infraestructuras paradójicamente creadas en pos de la defensa de la naturaleza que, (...) se utilizará como reclamo para atraer a miles de visitantes," dijo Greenpeace en un comunicado.

Mesa de edición en español +562 4374447

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below