Italianos se doran al sol pero gastan menos por crisis económica

jueves 14 de agosto de 2008 20:19 GYT
 

Por Stephen Brown

ROMA (Reuters) - A los italianos les gusta descansar en la playa, pero los días en que alquilaban un parasol o una silla de playa por unas semanas podrían haber llegado a su fin, en medio de una inminente recesión económica que está obligando a los veraneantes a ajustar sus presupuestos.

Igualmente, irán a la playa en masa a finales de la semana, cuando se celebra un feriado católico en el que Italia se paraliza y sus calles quedan vacías.

Pero en medio de alarmas por la posibilidad de que la economía se esté dirigiendo hacia su tercera recesión en una década, los italianos se están tomando vacaciones más cortas y están gastando menos.

Están inclusive dejando de lado las zonas de los parasoles a a rayas en las playas privadas que cuestan hasta 20 euros por día por la anarquía de una "playa libre."

"Si un turista llega y dice que quiere una sombrilla por 10 días, lo miramos con asombro y construimos una estatua en su honor," dijo Giancarlo Cappelli, quien representa a los propietarios de los llamados "stabilimenti," en Emilia-Romagna, la región que incluye centros turísticos tales como Rimini.

Los "stabilimenti" son puestos en las playas donde se proveen sombrillas, reposeras, alimentos, bebidas, vestuarios o se pueden tomar duchas.

Los medios han denominado estas vacaciones como "el verano de las sombrillas cerradas" y "las vacaciones de la pobreza," mientras que la industria de viajes se lamenta y pide que el Gobierno invierta para ayudar a Italia a competir con destinos menos costosos en Europa Oriental y el norte de Africa.

ACAMPANTES POCO FELICES   Continuación...