ENFOQUE-Escritores cubanos levantan techo de la tolerancia

viernes 14 de diciembre de 2007 11:18 GYT
 

Por Esteban Israel

LA HABANA (Reuters) - En Cuba se puede escribir de todo, dicen los autores de la isla. Otro cuento es que se publique.

Hoy son pocos los temas prohibidos en Cuba, donde en el pasado algunos intelectuales pagaron sus críticas a la revolución con la exclusión, el exilio y, en ocasiones, incluso en campos de trabajo.

"En Cuba se puede escribir sobre cualquier tema, pero cualquier tema no podrá ser publicado," dijo el narrador Arturo Arango.

Su novela "Muerte de Nadie," que relata la desaparición del anciano caudillo de un pueblo imaginario, se publicó en España y República Dominicana, pero no en Cuba.

"Me dijeron que lo más prudente era esperar. Yo, que soy editor, sé que es imposible publicarla, porque una ficcionalización que especula con cuestiones tan sensibles de la política cubana de hoy mismo está entre esos temas que quedan más allá de los límites," explicó Arango.

Su novela, dice, fue escrita desde la izquierda, con "honestidad" y hasta "angustia" por el destino de Cuba.

La enfermedad de Fidel Castro, quien transfirió hace 16 meses el poder a su hermano Raúl y no aparece en público desde entonces, enfrentó a los cubanos a un futuro sin el líder que los gobernó durante casi medio siglo.

Sus políticas sociales elevaron la tasa de alfabetización a 96,9 por ciento y crearon un pueblo de lectores. Tras la revolución de 1959, dicen, repartían el Quijote con el periódico y un poeta novato debutaba con una edición de 5.000 ejemplares.   Continuación...