17 de diciembre de 2007 / 3:21 / hace 10 años

Will Smith, el último hombre de la Tierra, necesita interactuar

Por Blanca Rodríguez

MADRID (Reuters) - Puede que su último proyecto lo haya obligado a transformarse en un ser taciturno, al que le cuesta sonreír y que tiene dificultades para relacionarse con otras personas, pero en la realidad no hay nadie más alejado a esas características que Will Smith.

El actor desplegó su gran simpatía y profesionalismo ante la prensa en la presentación europea de la película “I am a leyend,” en la que interpreta a Robert Neville, un científico militar que es el único superviviente en una Nueva York convertida en una jungla urbana tras la propagación de un virus letal.

Esforzándose continuamente por hablar en español, Smith dijo en una rueda de prensa lo difícil que había sido imaginarse lo que supone estar solo en el mundo.

“La mente necesita desesperadamente interactuar, necesitas dar vida a lo que sea,” explicó el actor, quien pasa gran parte de la película únicamente acompañado por una perra.

Smith elige sus proyectos por su capacidad para entretener y busca en ellos ideas primarias que no necesiten traducción, y cree que la clave para sobrevivir a una experiencia tan traumática como la narrada en “I am a leyend” es la esperanza.

“No puedo imaginarme sin esperanza,” aseguró.

Aunque la novela de Richard Matheson en la que está basada la película se desarrolla en Los Angeles, los productores eligieron rodarla en un Nueva York, cuya sola imagen de calles vacías resulta aterradora.

Su grabación obligó a realizar numerosos cortes de tráfico, con cientos de asistentes impidiendo que la gente saliera de sus portales o pasase por las zonas acordonadas, lo que no siempre fue bien recibido por los neoyorquinos, según reconoció Smith.

Dado que el virus que provoca que los humanos mueran o se conviertan en agresivos mutantes procede en la película de una investigación para curar el cáncer, Smith reconoció que era inevitable que se planteara la pregunta de dónde está la línea que separa la medicina y el poder divino.

Según el director, Francis Lawrence, la película pretende explorar un concepto más allá de la religión, que es el de espiritualidad.

“Robert Neville en su mente se ha convertido en Dios y piensa que es su responsabilidad crear otra vez el mundo,” explicó Smith, para quien la ciencia y la espiritualidad acaban encontrándose en el mismo círculo.

La película se estrena este viernes en Estados Unidos, donde se espera que sea un éxito de taquilla.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below