Bar gay se convierte en refugio en devastada Galveston

lunes 15 de septiembre de 2008 19:13 GYT
 

GALVESTON, EEUU (Reuters) - Mientras Galveston daba señales el lunes a los residentes restantes para que abandonen la isla de Texas devastada por el huracán Ike, Robert's Lafitte, un bar gay, planeaba un espectáculo de travestis acompañado con la música de Tina Turner.

El primero de dos bares que reabrieron sus puertas tras el paso del violento huracán el sábado, Robert's Lafitte, es un refugio en medio a la tormenta para gays, heterosexuales y cualquiera que necesite un lugar para beber y encontrar comodidad.

"Pueden ver que no hay mucha preocupación o tensión en la cara de las personas," dijo Dixie Monroe, una mesera transgénero que vestía un sombrero de vaquero con estampado de tigre y una blusa escotada.

Afuera, helicópteros Black Hawk hacían ruido y equipos de emergencia buscaban personas perdidas en la inundada ciudad de 60.000 habitantes.

"Boca Grande" Robert, dueño del establecimiento y ex imitador femenino, dijo que el bar quedó inundado, el agua alcanzó 1 metro, y cerró cuando la furia de los vientos de Ike arrancaron las ventanas. Pero luego que se secara la mañana siguiente, Robert's Lafitte estaba de vuelta.

"Es como que todos nuestros clientes lo exigieron," dijo Robert. "Es su bar y ellos más o menos deciden lo que sucede," agregó.

Tina Turner es la artista de preferencia en el bar, dado que ella sobrevivió a otro Ike, su abusivo esposo Ike Turner.

El bar esta entregando alimentos donados por residentes a las personas más necesitadas. Se estima que unas 20.000 personas están aún en la isla y los alimentos y el agua escasean.

"Es más que un salvavidas. Es como la guardia costera," dijo Brian DeLeon, un empleado heterosexual de un restaurante que no había visitado antes el bar.

"Estas son las personas que te sacan del agua y hacen la vida más soportable. Una vez que vuelva al trabajo, volveré a este lugar," agregó. (Reporte de Tim Gaynor; escrito por Mary Milliken; Editado en español por Maria Pia Palermo)

 
<p>Un helic&oacute;ptero UH-60 Black Hawk revisa las playas tras el  paso del Hurac&aacute;n Ike en Galveston, Texas, EEUU, 14 sep 2008. Mientras Galveston daba se&ntilde;ales el lunes a los residentes restantes para que abandonen la isla de Texas devastada por el hurac&aacute;n Ike, Robert's Lafitte, un bar gay, planeaba un espect&aacute;culo de travestis acompa&ntilde;ado con la m&uacute;sica de Tina Turner. El primero de dos bares que reabrieron sus puertas tras el paso del violento hurac&aacute;n el s&aacute;bado, Robert's Lafitte, es un refugio en medio a la tormenta para gays, heterosexuales y cualquiera que necesite un lugar para beber y encontrar comodidad. REUTERS/U.S. Air Force Staff Sgt. James L. Harper Jr.  Photo by Reuters (Handout)</p>