Músicos demandan a Universal Music por ganancias derechos autor

viernes 15 de febrero de 2008 16:34 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - Más de una docena de artistas, incluyendo los herederos de Count Basie y Benny Goodman, presentaron el viernes una demanda contra la disquera Universal Music, argumentando que les fueron robados más de seis millones de dólares en derechos de autor desde 1998.

Los artistas, varios de los cuales firmaron con sellos que fueron comprados más tarde por Universal, demandaron a la mayor casa discográfica del mundo por incumplimiento de contrato y de deberes fiduciarios, en una demanda presentada ante la corte de Estados Unidos.

En un comunicado, Universal, cuya dueño es la empresa francesa Vivendi, negó las acusaciones.

"Creemos que estos alegatos no tienen base y estamos confiados que eso prevalecerá en la corte," dijo la empresa.

La demanda alega que Universal, la cual debe presentar informes bianuales de ventas y ganancias para cada artista, entregó información falsa a través del período contable de mayo de 1999 a febrero del 2007.

Universal todavía no ha entregado todos los registros necesarios para calcular estas pérdidas, aunque según alega la demanda, la empresa "pagó menos impuestos de manera sistemática" a partir de 1998.

"A pesar de una relación basada en la confianza y múltiples obligaciones contractuales, y a pesar del hecho de que los acusados obtuvieron unas ganancias inesperadas impresionantes para ambos sus finanzas y reputación como resultado de esta relación, "Universal ha "fallado completamente" en cumplir con sus obligaciones," dijo la demanda.

La demanda también acusa a Universal de efectuar "actos dominantes y sistemáticos al utilizar declaraciones falsas" para esconder la totalidad de las ganancias de los artistas.

Otros artistas incluídos en la demanda, bien sea de manera individual o a través de sus herederos, fueron Les Brown, Richard Hayman, Dick Hyman, Woody Herman, Kitty Kallen, Frankie Laine, Tony Martin, John Mills, Jerry Murad, Patti Page, Sister Rosetta Tharpe y Sarah Vaughn.

(Por Edith Honan, editado en español por Mario Naranjo)