17 de marzo de 2008 / 11:49 / en 10 años

Miles asisten a concierto por paz Colombia-Venezuela

Por Fabián Andrés Cambero

VILLA DEL ROSARIO, Colombia (Reuters) - Pese al inclemente sol y el calor que reinó el domingo por la tarde en la frontera entre Colombia y Venezuela, decenas de miles disfrutaron del concierto “Paz sin Fronteras,” impulsado por el cantautor Juanes junto a otras figuras internacionales.

El espectáculo, sobre el puente binacional Simón Bolívar, atrajo a habitantes de la zona y a fanáticos de varios países que se unieron para celebrar el fin de una disputa diplomática entre Quito, Bogotá y Caracas tras una incursión armada colombiana en territorio de Ecuador.

“La paz no la conseguiremos si no estamos unidos, hermanos,” gritó Juan Esteban Aristizabal, más conocido como Juanes, al iniciar su presentación -con la que finalizaría la jornada- en la que cantó algunos de sus temas más populares, como “Me enamora” y “A Dios le pido.”

La multitud, que según los organizadores superó las 100.000 personas, aplaudió y cantó con los artistas portando vestimentas blancas, tal como se pidió en la convocatoria.

Al finalizar el espectáculo, Juanes dio una breve e improvisada conferencia de prensa en la que reiteró el saludo a los presidentes de Colombia, Ecuador y Venezuela, además de su mensaje a las guerrillas colombianas ELN y FARC para que busquen un camino a la paz y la liberación de rehenes.

En el cartel destacaron las presentaciones del colombiano Carlos Vives, los españoles Alejandro Sanz y Miguel Bosé, el ecuatoriano Juan Fernando Velasco, el dominicano Juan Luis Guerra y el venezolano Ricardo Montaner, que se unieron para pedir que se dejen atrás las tensiones.

“Esta iniciativa sirve (...) para que se acabe el dolor y las guerras, que no sirven para nada, son obsoletas, anacrónicas,” dijo Miguel Bosé tras su actuación, al pedir a los presidentes que no personalizen los conflictos de los países.

Por su parte, Carlos Vives se refirió más específicamente al tema.

“Es una celebración de la unión entre Ecuador, Venezuela y Colombia,” dijo al abrir el festival con sus reconocidos ritmos bailables, y antes de elevar una oración por sus compatriotas secuestrados por las FARC.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen a unos 50 personas secuestradas en las selvas del país, e intentan canjearlos por cientos de sus milicianos presos.

“Queremos que nuestros policías y militares vuelvan a casa,” resaltó Vives, mientras la multitud se refrescaba con los chorros de agua lanzados por los bomberos para combatir el inclemente calor.

A causa del calor, los asistentes sanitarios tuvieron que atender a unas 200 personas que presentaron desmayos y deshidratación durante el recital.

DUOS POR LA PAZ

Algunos artistas cantaron sus temas más conocidos en dúos o en grupo para recompensar los esfuerzos del público por asistir al evento.

Los espectadores procedentes de Colombia caminaron varios kilómetros para llegar al sitio, ya que las autoridades cerraron el paso de vehículos por la estrecha vía.

En tanto, del lado venezolano también se cerró el paso por el puente, lo que según el Ministerio de Información y Comunicación del país respondió a una solicitud de los organizadores del evento, cuya entrada fue gratuita.

Pese a la presencia de varios artistas internacionales, Juanes atrajo las preferencias de los vendedores informales en el lugar que ofrecían desde “agua con sabor a Juanes,” hasta “la mascota” del cantante, un pequeño mono de peluche.

“La camisa negra,” uno de los temas más populares del colombiano, fue el tema de cierre del evento.

Los medios de comunicación también se volcaron al sitio y unos 600 profesionales se acreditaron para cubrir el concierto, transmitido por las cadenas Caracol y RCN de Colombia, además de otras 60 estaciones en varios países.

Por su parte, la presidencia de Colombia anunció que la ausencia del mandatario Alvaro Uribe se debió a una petición expresa de los organizadores, pues inicialmente se había anunciado que acudiría a la cita con altos funcionarios de su gobierno.

Juanes explicó que la idea es que pudieran asistir todos los presidentes involucrados y al no lograr que el venezolano Hugo Chávez y el ecuatoriano Rafael Correa llegaran se prefirió que no estuviera representado solamente un país.

La idea del espectáculo surgió a raíz de la crisis diplomática desatada por la incursión de Colombia contra un campamento de las FARC en Ecuador, en la que murió el segundo al mando del grupo rebelde, conocido como Raúl Reyes.

Con reporte de Fabián Andrés Cambero, escrito por Patricia Rondón Espín; editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below