ENFOQUE-Cine brasileño brilla, pero el público sigue ausente

martes 17 de junio de 2008 13:01 GYT
 

Por Fernanda Ezabella

SAO PAULO (Reuters) - El cine brasileño brilla en el exterior. Logra elogios y premios en los festivales europeos y exporta directores a los grandes estudios internacionales, mientras para este año promete una de las mejores cosechas de producción.

Pero encontrar público, sigue siendo uno de sus mayores desafíos.

En mayo, la exposición del cine del mayor país de América Latina tuvo su auge en el Festival de Cannes, cuando dos filmes brasileños participaron de la competencia oficial.

"Ensayo sobre la ceguera," de Fernando Meirelles, inauguró el evento, mientras "Línea de Pase," de Walter Salles y Daniela Thomas, ganó el premio de la categoría mejor actriz.

Aunque vistas como películas brasileñas, ambas fueron coproducciones con otros países, como Canadá y Japón, en un movimiento alternativo a los incentivos fiscales de Brasil.

En el último Festival de Berlín, uno de los principales junto a los de Cannes y Venecia, Brasil ganó el Oso de Oro con "Tropa de Elite," de José Padilha. Salles, Meirelles y Padilha, por otro lado, tienen proyectos con grandes estudios de Estados Unidos.

Y el interés externo por el cine brasileño, así como latinoamericano en general, fue percibido por quienes estuvieron en Cannes.

"En las innumerables entrevistas con periodistas internacionales pude percibir que este año el cine latinoamericano fue considerado el centro del festival. Eso es algo que no ocurre hace por lo menos 20 años," dijo Daniela Thomas.   Continuación...

 
<p>Im&aacute;gen de la pel&iacute;cula 'Ensayo sobre la ceguera' del director brasile&ntilde;o Fernando Meirelles, con el actor mexicano Gabriel Garc&iacute;a Bernal. El cine brasile&ntilde;o brilla en el exterior. Logra elogios y premios en los festivales europeos y exporta directores a los grandes estudios internacionales, mientras para este a&ntilde;o promete una de las mejores cosechas de producci&oacute;n. Pero encontrar p&uacute;blico, sigue siendo uno de sus mayores desaf&iacute;os. Photo by Reuters (Handout)</p>