Circo mediático Brangelina alcanza a tranquilo pueblo francés

miércoles 18 de junio de 2008 17:06 GYT
 

Por Patrice Buguet

CORRENS, Francia (Reuters) - El nuevo juego en Correns, un poblado en Provenza al que llegó de improviso el frenesí de los medios desde que Brad Pitt y Angelina Jolie se mudaron a una casa de campo en las cercanías, es crear historias sobre la pareja para los paparazzi.

Se entrega un vaso de licor a quien consiga publicar una ridícula historia, explicaron los pícaros residentes de la zona, negándose a ser identificados.

Pitt y Jolie, embarazada de gemelos, están residiendo en Miraval, un lugar en las cercanías de Correns de 400 hectáreas de bosques y viñedos con una hermosa casa de campo del siglo XVII, piscina y helipuerto.

Las noticias de la llegada de la pareja, junto a sus cuatro hijos, atrajeron a periodistas de todo el mundo, que se enfrascan diariamente en un juego del gato y el ratón con los guardaespaldas de los artistas.

"Vinieron en busca de paz y en vez de eso aquí hay paparazzi en sus puertas noche y día, es insoportable. Siempre hay cinco o seis motocicletas listas para ir en su persecución," explicó Christine, una simpática viticultora local.

Según rumores en el pueblo, limusinas con los vidrios opacos son usadas de señuelo, saliendo de la propiedad de vez en cuando para engañar a los fotógrafos, mientras que la pareja conocida como "Brangelina" viaja sólo en helicóptero.

Para los habitantes de Correns, la horda de reporteros y otros visitantes entusiasmados por ver a las estrellas de Hollywood les ha traído entretenimiento y uno que otro negocio extra.

"Por ahora hay mucho bombo, será bueno durante las próximas semanas y después de eso, ya veremos," comentó Onno Stijl, chef del hotel y restaurante Auberge du Parc.   Continuación...

 
<p>Los actores Angelina Jolie y Brad Pitt en Cannes,Francia,20 mayo 2008.El nuevo juego en Correns, un poblado en Provenza al que lleg&oacute; de improviso el frenes&iacute; de los medios desde que Brad Pitt y Angelina Jolie se mudaron a una casa de campo en las cercan&iacute;as, es crear historias sobre la pareja para los paparazzi. Se entrega un vaso de licor a quien consiga publicar una rid&iacute;cula historia, explicaron los p&iacute;caros residentes de la zona, neg&aacute;ndose a ser identificados. Photo by (C) VINCENT KESSLER / REUTERS/Reuters</p>