Humorista italiana se libra de juicio por insultar al Papa

jueves 18 de septiembre de 2008 17:41 GYT
 

Por Phil Stewart

ROMA (Reuters) - Una humorista italiana que dijo que el papa Benedicto XVI será castigado en el infierno por el trato de la iglesia a los homosexuales fue liberada el jueves de un posible juicio, luego de que el gobierno bloqueara una investigación en su contra.

Sabina Guzzanti, una de las comediantes políticas más punzante, hizo el comentario en julio ante una bulliciosa audiencia de miles de personas reunidas en la Piazza Navona de Roma.

Un fiscal romano pensó que los comentarios quebraban una ley que protege el honor y la dignidad del líder católico de acuerdo a un tratado italiano de 1929 con el Vaticano.

Pero el tratado, firmado por el dictador fascista Benito Mussolini, requería de la aprobación del gobierno antes que la investigación pudiera continuar. El ministro de justicia Angelino Alfano decidió bloquearla.

"Decidí no autorizarla, teniendo presente la estatura y la capacidad del Papa para perdonar," dijo Alfano a los medios italianos.

El Vaticano dijo que consideraba cerrado el caso y agregó que no había ninguna razón para sacar a relucir los "deplorables" comentarios en una batalla legal.

"La decisión del ministro de justicia fue prudente," dijo el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, a la agencia de noticias Ansa.

"La autoridad del Papa es muy superior para verse afectada (por comentarios) y, en su magnanimidad, él considera el caso cerrado," agregó Lombardi.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de la directora italiana de cine y comediante Sabrina Guzzanti durante una entrevista en Madrid, 30 nov 2005. Una humorista italiana que dijo que el papa Benedicto XVI ser&aacute; castigado en el infierno por el trato de la iglesia a los homosexuales fue liberada el jueves de un posible juicio, luego de que el gobierno bloqueara una investigaci&oacute;n en su contra. Sabina Guzzanti, una de las comediantes pol&iacute;ticas m&aacute;s punzante, hizo el comentario en julio ante una bulliciosa audiencia de miles de personas reunidas en la Piazza Navona de Roma. (Foto de archivo) Photo by (C) ANDREA COMAS / REUTERS/Reuters</p>