JUEGOS-Anfitrionas perfectas superan a provocativas porristas

lunes 18 de agosto de 2008 04:58 GYT
 

Por Belinda Goldsmith

PEKIN (Reuters) - Olvídense de las porristas delgadas y con poca ropa. Las inmaculadas anfitrionas que entregan las medallas en los Juegos Olímpicos de Pekín se han ganado el voto a favor del glamour de los espectadores en la capital china.

Con sus vestidos de seda y el cabello prolijamente recogido en rodetes, las anfitrionas son bellas, elegantes y sus ojos miden tres décimos del largo de su rostro, según los parámetros establecidos por el comité de selección chino.

"Son tan hermosas y precisas. Sonríen todo el tiempo," describió la estadounidense Debra Sinex, de Atlanta (Georgia), de visita Pekín por los Juegos.

En cada ceremonia de entrega de medallas trabajan seis o más azafatas.

Dos lucen tradicionales vestidos largos llamados "cheongsam" y se ubican a los lados del podio, mientras otras tres o más con vestidos hasta la rodilla sostienen bandejas con las medallas y arreglos florales de nueve rosas rojas.

El rojo es el color de la suerte en China, y el nueve significa eterno.

Pero pese a que su función parece simple, en línea con la apuesta de Pekín de organizar los Juegos perfectos, estas presentadoras fueron escogidas y entrenadas con toda meticulosidad.

Cuando los organizadores iniciaron la búsqueda de anfitrionas difundieron en los medios chinos una lista de requisitos de apariencia y forma física que provocó sorpresa en Occidente por su dejo sexista y estereotipado.   Continuación...