18 de septiembre de 2008 / 20:22 / hace 9 años

Tumba de García Lorca, en medio de disputa víctimas franquismo

4 MIN. DE LECTURA

Por Sarah Morris

MADRID (Reuters) - La tumba del poeta español Federico García Lorca quedó en el centro de la polémica de si miles de víctimas de la dictadura de Francisco Franco cuyos restos están en fosas comunes deberían recibir un entierro digno.

La familia de Lorca cree que los soldados franquistas mataron al poeta junto a otros tres hombres en las primeras semanas de la Guerra Civil en 1936 y fueron enterrados en una tumba poco profunda cerca de Granada, en el sur del país.

Dos familias de personas enterradas junto al poeta quieren exhumar los restos de sus seres queridos, algo a lo que los descendientes de Lorca se oponen.

"No creemos que abrir la fosa cierre una herida, creemos que abrir una fosa es una cosa tremendamente dolorosa," dijo Laura García Lorca, sobrina del famoso autor.

Las dos familias que presionan por la exhumación tienen el respaldo de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que lucha para obtener justicia para las víctimas de la Guerra Civil.

La exhumación de la tumba de Federico García Lorca, Dioscoro Galindo, Francisco Galadí y Juan Arcollas es una cuestión de derechos humanos, dijo la asociación.

Los familiares le pidieron al juez español Baltasar Garzón, que ordene la apertura de la fosa del barranco de Viznar, en Granada, donde podría haber más de 1.000 víctimas de la represión franquista.

"Esperamos que si el juez Garzón inicia sus actuaciones al respecto sean exhumadas todas y cada una de las víctimas que se encuentran en fosas comunes en el barranco de Viznar," agregó la asociación, que señaló que se podría respetar la decisión de la familia de Lorca de mantener sus restos allí.

Brutalidad

La familia de Lorca cree que la fosa común es evidencia del trato brutal que la dictadura de Franco le daba a sus víctimas.

La sobrina del poeta recordó que en la década de 1950 la familia fue contactada por franquistas para que Lorca fuera enterrado en el monumento del Valle de los Caídos, erigido por presos del franquismo y donde se encuentran víctimas de ambos bandos.

"Había un intento para quitar el aspecto de un crimen político (...) Por supuesto que eso era inaceptable y la familia no lo aceptó," destacó.

La sobrina del autor señaló que la postura de la familia es que no se abra la fosa puesto que no creen que vaya a aportar nada nuevo.

"Allí no se sabe si hay entre 1.000 y 3.000 víctimas y queremos usar su fama para preservar el cementerio donde fueron fusiladas todas estas víctimas. Queremos una piedra o una placa con todos los nombres de las víctimas por orden alfabético, sin destacar a Lorca," agregó.

Sin embargo, Laura García Lorca indicó que no van a poner trabas a la decisión judicial.

Las estimaciones de los fusilados por las fuerzas de Franco van de centenares a miles de personas.

Este mes, Garzón le pidió al Gobierno español, a los municipios y a la Iglesia Católica que presenten una lista completa de todas aquellas personas asesinadas y enterradas en fosas comunes durante la Guerra Civil de 1936-1939 y la posterior dictadura de Franco.

"No queremos (...) destacar a Lorca aparte de todos las víctimas de esa represión franquista," manifestó la sobrina del escritor a Reuters.

Reporte adicional de Blanca Rodríguez. Editado por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below