Nicole Kidman, asustada por las persecuciones de los paparazzi

lunes 19 de noviembre de 2007 08:06 GYT
 

SIDNEY (Reuters) - La estrella de Hollywood Nicole Kidman relató el lunes que se hizo un ovillo en el asiento trasero de su coche, llorosa y asustada de que pudiera tener un accidente, cuando era perseguida por un fotógrafo paparazzi en Australia en el 2005.

Kidman declaró al Tribunal Superior de Nueva Gales del Sur que su conductor, John Manning, dijo que el fotógrafo que les perseguía cuando iban a la casa de sus padres en Sidney el 23 de enero del 2005, estaba conduciendo de forma imprudente, se había saltado un semáforo en rojo y pasado por encima de una barrera de cemento.

"Estuve hecha un ovillo durante la mayor parte del viaje," afirmó Kidman ante el tribunal, mostrando cómo apoyó la cabeza en las manos, en una posición como si fuera a rezar.

"John Manning me dijo que estábamos siendo seguidos por Jamie Fawcett y otro coche. Dijo que estaban conduciendo como locos, se habían saltado un semáforo en rojo," afirmó. "Estaba asustada y preocupada por un accidente de coche. Estaba muy, muy asustada."

Cuando la actriz ganadora de un Oscar por fin llegó a la casa de sus padres, su conductor estaba temblando y ella estaba "llorando y acongojada," añadió, en un testimonio que recordó a las imágenes de la persecución de coches de París en la que murió la princesa Diana en 1997.

La actriz estaba testificando en un caso de difamación del fotógrafo de Sidney Jamie Fawcett contra Fairfax Media.

Un jurado del Tribunal Superior encontró que un artículo de enero del 2005 en el periódico Sun Herald difamaba a Fawcett, y las audiencias actuales están considerando si la publicación tiene alguna defensa.

La actriz dijo que en realidad no había visto a Fawcett perseguirla ese día, pero que su madre había encontrado al fotógrafo fuera de la lujosa casa de Kidman en el este de Sidney, y que habían encontrado un dispositivo de escucha junto a la propiedad.

Kidman señaló que Fawcett y sus empleados la habían perseguido en numerosas ocasiones, y que ahora estaba demasiado asustada para conducir por sí misma, y había contratado a un conductor y un servicio de seguridad las 24 horas del día.

"He sido perseguida muchas veces, en relación con este hombre en particular y la gente que ha contratado para seguirme," declaró Kidman.

Dijo también que sus empleados de seguridad le contaron que Fawcett había estado en la isla donde pasó su luna de miel en Tahití, pero que ella no le había visto a él ni a ningún otro fotógrafo.