Modelo Naomi Campbell se declara culpable de agresión a policías

viernes 20 de junio de 2008 08:31 GYT
 

LONDRES (Reuters) - La supermodelo británica Naomi Campbell se declaró el viernes culpable de agredir en abril a dos oficiales de la policía luego de disturbios en un avión en el aeropuerto Heathrow de Londres.

Luciendo un traje negro y lentes de sol, la modelo de 38 años tuvo que ser escoltada por sus guardaespaldas a través de un gran grupo de periodistas y fotógrafos que la esperaban fuera de la Corte de Magistrados de Uxbridge en el oeste de Londres.

Campbell había originalmente enfrentado seis cargos relativos al incidente en un avión de British Airways parado con destino a Los Angeles.

La modelo se quejó porque sus maletas habían desaparecido en la quinta terminal recientemente abierta del aeropuerto, y la policía la escoltó fuera del avión.

El viernes se declaró culpable de cuatro cargos, dijo una portavoz de los servicios fiscales de la corona. Estos incluyeron la agresión a dos oficiales de la policía y una ofensa al orden público.

"Aceptamos la declaración," agregó.

Más temprano, el portavoz de Campbell, Alan Edwards, apuntó fuera del tribunal que había aceptado que el incidente fue "lamentable" y que quería darles a los magistrados su versión de los hechos.

En abril, British Airways estuvo asediado por problemas con los sistemas de control y manejo de equipaje en la nueva terminal. Cientos de vuelos fueron cancelados y decenas de miles de maletas desaparecieron.

No es la primera vez que Campbell está en problemas con la ley.   Continuación...

 
<p>La modelo brit&aacute;nica Naomi Campbell abandona la estaci&oacute;n policial del aeropuerto de Heathrow, en Londres (foto de archivo), 29 mayo 2008. La supermodelo brit&aacute;nica Naomi Campbell (en la foto) se declar&oacute; el viernes culpable de agredir en abril a dos oficiales de la polic&iacute;a luego de disturbios en un avi&oacute;n en el aeropuerto Heathrow de Londres. Luciendo un traje negro y lentes de sol, la modelo de 38 a&ntilde;os tuvo que ser escoltada por sus guardaespaldas a trav&eacute;s de un gran grupo de periodistas y fot&oacute;grafos que la esperaban fuera de la Corte de Magistrados de Uxbridge en el oeste de Londres. Photo by (C) STEPHEN HIRD / REUTERS/Reuters</p>