29 de junio de 2008 / 14:55 / en 9 años

ENFOQUE-Arte urbano llega a conservadora galería de Londres

Por Jennifer Hill

LONDRES (Reuters) - Ubicada en la calle Walton del elegante barrio Knightsbridge de Londres, la Galería Andipa está recibiendo impresiones tamaño natural, esculturas hechas en papel de diario y murales de Nueva York, Los Angeles y París.

Maria Andipa, de 80 años, fundó la galería en este mismo lugar hace cuatro décadas, después de una carrera como actriz que la vio interpretar a una reina gitana en el filme de James Bond “From Russia with Love” y acompañar a Katherine Hepburn y Bob Hope.

Su hijo Acoris, de 40 años, se convirtió en el director y propietario hace 18 años, continuando con la larga tradición de esta familia griega en el negocio del arte que comenzó en Venecia en 1593.

Mucho ha cambiado en ese lapso, y la galería se prepara para la primera exposición colectiva de las obras de artistas urbanos de todo el mundo.

“Trespass Alliance: Inside Urban Art” contará con las obras de una serie de reconocidos nombres incluyendo D*Face, un artista callejero multimedia de Londres, famoso por poner en circulación billetes de 10 libras sin rostros y por crear una escultura de hielo de un aerosol de 2,75 metros de alto en el Círculo Artico.

También está Swoon, una artista neoyorquina conocida por sus impresiones en tamaño natural de papel de engrudo y retratos de personas en su vida cotidiana a base de recortes de papel.

WK Interact, un artista francés que vive en Nueva York, conocido por sus murales en blanco y negro de patinadores, maestros de kung-fu, boxeadores y escaladores de montaña, también exhibirá sus obras en la galería.

La popularidad del arte “callejero,” cuyo máximo representante es el artista gráfico de Bristol Banksy, va en aumento en todo el mundo: en una semana típica, la Galería Andipa venderá obras a coleccionistas de México, Kuwait, París, Los Angeles y Londres.

INVERSION MAS SEGURA

Un creciente grupo de personas -particularmente los adinerados y aquellos en busca de gastar sus premios corporativos- está volcando su atención a estas inversiones alternativas, mientras continúa la crisis crediticia y los inversionistas “se mudan a un lugar seguro.”

El aumento en la demanda está avivando los precios en el sector, según el primer sondeo de arte y antigüedades del Instituto Real de Medidores Públicos (RICS, por su sigla en inglés).

A las láminas y retratos les fue particularmente bien durante el primer trimestre de 2008, con un 44 por ciento más de encuestados informando sobre un aumento en los lotes del rango de 5.000 libras en adelante.

Eso, dicen, puede deberse a un aumento repentino en el interés por el arte urbano: las obras de Banksy, Damien Hirst y Peter Doig se vendieron a más de 10.000 libras durante los primeros tres meses del año.

Es una tendencia que parece destinada a seguir, afirmó el propietario de Galería Andipa.

“Nunca hemos seguido modas o tendencias. Nos tomó mucho tiempo antes de tomar la decisión y adentrarnos en el mercado de Banksy,” comentó a Reuters.

Con abundantes historias -algunas verdaderas, otras falsas- sobre personas que ganan enormes sumas de dinero con arte urbano, el movimiento ha comenzadoo a ser seguido de cerca.

Riot Green, de Banksy, por ejemplo, fue comprada en su primera exposición oficial ocho años atrás con un préstamo estudiantil y ahora está valuada en 150.000 libras.

Se trata, no obstante, de esta mercantilización del arte urbano -el hecho de que sea comercializado casi como una forma de divisa- lo que podría dar lugar a una rectificación, y quemar los dedos de aquellos que sólo buscan ganar dinero.

Andipa fue testigo de eso tres o cuatro veces en su carrera, cuando especuladores se precipitaron a los “nuevos movimientos”: los Artistas Jóvenes Británicos (YBAs, por su sigla en inglés o Britart) de comienzos de la década de 1990, como Hirst, Tracey Emin y otros, son el ejemplo más claro.

“No funciona cuando uno trata un tema emotivo como el arte de un modo matemático o científico,” dijo Andipa.

El mercado puede ser volátil, y una falta inherente de liquidez significa que el arte deba ser considerado como la “frutilla de la torta” de una cartera de inversión, comentó Christine Ross, directora de planeamiento inversor de SG Hambros Private Bank.

Los clientes con tales inversiones tienden a conservar alrededor del 5 al 10 por ciento del valor total de su cartera en arte.

“Si bien es una inversión financiera auténtica no debería ser clasificada como eso solamente: los bienes alternativos deberían ser adquiridos tanto por goce como por su ganancia potencial,” dijo Ross.

Hay que tener cuidado, también, de otros factores financieros: mantenimiento, almacenamiento, seguro e impuestos.

Una campaña reciente contra los residentes no domiciliados hizo que ya no fuese posible comprar artículos valiosos -como obras de arte, autos y joyas- con bienes en el exterior y llevarlos al Reino Unido libres de impuestos.

Los bienes adquiridos con dinero del extranjero ahora serán gravados con impuestos a la tasa apropiada cuando ingresen a Gran Bretaña.

“Trespass Alliance: Inside Urban Art” será exhibida en la galería Andipa (www.andipamodern.com) desde el 26 de junio al 20 de julio. Las obras se venderán en el rango de las 1.500 a las 100.000 libras.

Editado en español por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below