23 de junio de 2008 / 10:13 / hace 9 años

RPT-N.York celebra Bossa Nova con show histórico Joao Gilberto

Por Adriana Garcia

WASHINGTON (Reuters) - La Bossa Nova brasileña cumple cinco décadas en el 2008 y, para celebrarlo, uno de sus principales íconos dará un concierto histórico en el Carnegie Hall de Nueva York, el famoso teatro que ayudó a divulgar el ritmo en varias partes del mundo.

La guitarra sincopada de Joao Gilberto sonará como parte del JVC Jazz Festival el domingo, para recordarle a los amantes del género cómo la manera contenida y sutil de cantar y tocar samba cambió para siempre la música brasileña.

“Hasta hoy, la Bossa Nova es vista como un sinónimo de la música brasileña en el exterior,” dijo el crítico musical Zuza Homem de Mello, quien lanzó recientemente un libro sobre Joao Gilberto.

De Mello también es el curador de una exposición sobre el ya universal movimiento musical, prevista para julio en Sao Paulo.

La tendencia empezó oficialmente en 1958 con “Chega de Saudade,” una canción que se transformaría en el símbolo de una de las uniones más representativas de la música brasileña: las composiciones de Tom Jobim con la interpretación de Gilberto.

“Joao Gilberto era la voz de la Bossa Nova, el compositor era Antonio Carlos Jobim,” dijo recientemente el músico brasileño Sergio Mendes, que vive en Los Angeles.

Brasil vivía en aquel entonces una época de gran optimismo y modernización, con una nueva capital, disfrutaba el crecimiento económico y tenía un mandatario electo democráticamente, Juscelino Kubitschek, que pasó a ser conocido como el “presidente bossa nova.”

El nuevo ritmo conquistó a jóvenes músicos de jazz en Río de Janeiro y rápidamente se volvió popular en la clase media.

LA CONQUISTA

Músicos estadounidenses como Burt Bacharach, quien viajó en esa época para presentarse en Río, quedaron encantados con el ritmo y comenzó a producirse una particular mezcla, con varios músicos de jazz, como Stan Getz y Charlie Byrd, adoptando el nuevo estilo en sus canciones y discos.

“La internacionalización de la Bossa Nova se dio debido al jazz. Su primera audiencia fue de músicos de jazz, muchos de ellos que visitaron Brasil a fines de los años 50 y llevaron discos de vuelta a Estados Unidos,” dijo De Mello.

La grabación de el clásico “Garota de Ipanema” en la voz de Astrud Gilberto, con la guitarra de Joao Gilberto y el saxo de Stan Getz popularizó la bossa nova en los años 60, pero fue el concierto histórico en el Carnegie Hall en 1962 que empezó a mostrar al mundo el talento de los músicos sudamericanos.

Gilberto, de 77 años, es visto como un genio por legiones de admiradores por la manera en que combina la voz y la guitarra, una relación que no siempre se da como el público esperaría.

Gilberto, quien es considerado un perfeccionista, necesita condiciones óptimas para sus presentaciones.

Retraído, casi nunca deja su departamento en el elegante barrio carioca del Leblon. El músico lleva adelante pocas presentaciones y es considerado una persona con la cual es difícil convivir.

“El no necesita giras, él tiene el pleno control de su trabajo, no es sumiso a las imposiciones del mercado. Simplemente eso no le importa,” remarcó Mello.

Reporte de Adriana García, editado por Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below