22 de mayo de 2008 / 17:50 / hace 9 años

Kusturica, íntimo con Maradona en documental

3 MIN. DE LECTURA

<p>El ex futbolista argentino Diego Maradona y el director serbio Emir Kusturica, antes del estreno del documental 'Maradona by Kusturica' en Cannes, Mayo 20, 2008. Emir Kusturica, el cineasta nacido en Sarajevo, hace alarde de su adoraci&oacute;n por el &iacute;dolo del f&uacute;tbol argentino Diego Maradona en el documental 'Maradona by Kusturica', que fue eliminado de la competencia en Cannes. En un seguimiento del futbolista, el director realiza un filme en que destaca la pol&iacute;tica simplista y admiradores rabiosos de Maradona con la misma importancia que le da a la carrera del jugador. Photo by Vincent Kessler/Reuters</p>

Por Duane Byrge

CANNES (Hollywood Reporter) - Emir Kusturica, el cineasta nacido en Sarajevo, hace alarde de su adoración por el ídolo del fútbol argentino Diego Maradona en el documental "Maradona by Kusturica," que fue eliminado de la competencia en Cannes.

En un seguimiento del futbolista, el director realiza un filme en que destaca la política simplista y admiradores rabiosos de Maradona con la misma importancia que le da a la carrera del jugador.

Maradona habla sobre su transición desde la pobreza hasta la fama y la adicción a la cocaína que, según el argentino, le impidió ser un futbolista aún más grande.

Pero Kusturica se ubica a sí mismo regularmente en el filme y da la impresión de que simplemente quería compartir con uno de sus héroes deportivos.

El documental tendrá éxito a nivel internacional y entre aquellos que comparten su sentimiento antibritánico y antiestadounidense.

Pero los fanáticos de Maradona podrían resultar decepcionados ante la falta de imágenes de juego. El filme muestra varios goles, pero no informa al espectador en qué época fueron realizados.

Una excepción fue la proyección de dos goles que marcó Maradona contra Inglaterra en el camino a la victoria de la selección argentina en la Copa Mundial de 1986. El futbolista realizó un gol empleando lo que él mismo denominó luego como "la mano de Dios."

El segundo llegó después que el astro argentino dejara atrás a medio equipo rival para marcar el gol que está catalogado como el mejor gol de la historia de los mundiales. Ambas hazañas son repetidas varias veces.

Kusturica se une a Maradona cuando éste asegura que manipular el balón fue un acto de justicia poética a cambio de todos los pecados cometidos por la colonia inglesa, y permite que el futbolista hable libremente sobre su amor por Fidel Castro y su odio por George W. Bush.

El filme incluye imágenes de video de una protesta social en América del Sur y los Balcanes, además de cinco escenas animadas dirigidas a Margaret Thatcher y Ronald Reagen acompañadas por la canción "God Save the Queen" del grupo punk Sex Pistols. ¿Con qué fin? No queda absolutamente claro.

Reuters/Hollywood Reporter

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below