ENFOQUE-Identidad de Perú en peligro por tráfico de patrimonio

viernes 22 de febrero de 2008 13:19 GYT
 

Por Marco Aquino

LIMA (Reuters) - Un día Walter Alva llegó alertado a un importante centro arqueológico en el norte de Perú y vio cómo saqueadores armados se llevaban objetos que hubieran descifrado miles de años de historia del país.

El arqueólogo Alva se quedó desconcertado, pues sólo un año antes había hallado en una zona vecina la tumba del "Señor de Sipán," un rey preinca que gobernó en este país hace 1.700 años, en uno de los descubrimientos más importantes de Perú.

"No sabemos realmente qué se llevaron esas personas y lo único que se ha recuperado, casi dos décadas después del saqueo, es un finísimo tocado de oro que fue ubicado y repatriado desde Londres," dijo Alva a Reuters.

El tráfico de objetos considerados como patrimonio cultural en Perú, que guarda inmensos tesoros ancestrales, se ha convertido en el segundo comercio ilegal después del de cocaína, según las autoridades locales.

El tráfico no es sólo de milenarios tocados de oro, de finos textiles, cerámicos de barro, ornamentos y de pinturas coloniales, sino hasta de restos humanos y monias del otrora poderoso Imperio de los Incas, que llegan a manos de museos y coleccionistas privados de diferentes partes del mundo.

El auge de este comercio ilegal llamó la atención del Consejo Internacional de Museos, una red de galerías en 147 países, que publicó el año pasado una "Lista Roja de Antigüedades Peruanas en Peligro," con el fin de alertar a la policía internacional y agentes de aduanas sobre los artefactos preferidos por los contrabandistas y coleccionistas.

"En esta lista roja por primera vez hemos incluido restos humanos, pueden ser completos o fraccionados. También fardos funerarios, animales fosilizados, monedas. Son 17 categorías de objetos identificados, que están en peligro," dijo a Reuters la jefa del Instituto Nacional de Cultura, Cecila Bákula.

El consejo ya ha publicado cuatro listas de otras partes del mundo y la del Perú es la única dedicada exclusivamente a bienes culturales de un país latinoamericano, una muestra de la dimensión del problema, afirmó.   Continuación...