22 de febrero de 2008 / 17:21 / en 10 años

ENFOQUE-Identidad de Perú en peligro por tráfico de patrimonio

Por Marco Aquino

LIMA (Reuters) - Un día Walter Alva llegó alertado a un importante centro arqueológico en el norte de Perú y vio cómo saqueadores armados se llevaban objetos que hubieran descifrado miles de años de historia del país.

El arqueólogo Alva se quedó desconcertado, pues sólo un año antes había hallado en una zona vecina la tumba del “Señor de Sipán,” un rey preinca que gobernó en este país hace 1.700 años, en uno de los descubrimientos más importantes de Perú.

“No sabemos realmente qué se llevaron esas personas y lo único que se ha recuperado, casi dos décadas después del saqueo, es un finísimo tocado de oro que fue ubicado y repatriado desde Londres,” dijo Alva a Reuters.

El tráfico de objetos considerados como patrimonio cultural en Perú, que guarda inmensos tesoros ancestrales, se ha convertido en el segundo comercio ilegal después del de cocaína, según las autoridades locales.

El tráfico no es sólo de milenarios tocados de oro, de finos textiles, cerámicos de barro, ornamentos y de pinturas coloniales, sino hasta de restos humanos y monias del otrora poderoso Imperio de los Incas, que llegan a manos de museos y coleccionistas privados de diferentes partes del mundo.

El auge de este comercio ilegal llamó la atención del Consejo Internacional de Museos, una red de galerías en 147 países, que publicó el año pasado una “Lista Roja de Antigüedades Peruanas en Peligro,” con el fin de alertar a la policía internacional y agentes de aduanas sobre los artefactos preferidos por los contrabandistas y coleccionistas.

“En esta lista roja por primera vez hemos incluido restos humanos, pueden ser completos o fraccionados. También fardos funerarios, animales fosilizados, monedas. Son 17 categorías de objetos identificados, que están en peligro,” dijo a Reuters la jefa del Instituto Nacional de Cultura, Cecila Bákula.

El consejo ya ha publicado cuatro listas de otras partes del mundo y la del Perú es la única dedicada exclusivamente a bienes culturales de un país latinoamericano, una muestra de la dimensión del problema, afirmó.

IDENTIDAD EN PELIGRO

La lista circula en casi todas las embajadas y de aduanas del mundo y en las sedes de la policía internacional.

Para contrarrestrar el problema, el Gobierno peruano alista lanzar en marzo la campaña nacional “Se Busca” para sensibilizar a la población con información mínima acerca del patrimonio arqueológico y cultural del país, dijo Bákula.

“Perder patrimonio es perder identidad del país y es una grave pérdida para la memoria de la humanidad,” refirió.

Las autoridades peruanas han recuperado en los útimos dos años más de 700 objetos antiguos, provenientes de países como Estados Unidos, Canadá, Italia, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Bolivia, Uruguay, entre otros, según datos oficiales.

La recuperación es difícil y requiere de la verificación de expertos y de tediosos procesos legales para su repatriación.

En agosto del 2006, la policía británica entregó a las autoridades del país andino un tocado de oro de la Cultura Moche del norte de Perú, que se desarrolló hace más de 1.500 años, el cual fue localizado en un vivienda de Londres.

La pieza, que representa la imagen de una divinidad marina como un pulpo mítico antropomorfizado, fue extraída por saquedores o “huaqueros” en 1988 de un importante centro arqueológico poco conocido, afirmó el arqueólogo Alva.

“Cuando llegué al lugar del saqueo, todavía encontré a personas que salían con otros objetos, estaban armados,” dijo.

Alva señaló que los “huaqueros,” que manejan una logística para sus actividades ilícitas, huyeron en un automóvil.

“Se pretendía vender el tocado Moche en un millón de libras esterlinas, según la investigación policial,” afirmó.

El tocado Moche será exhibido en mayo a los presidentes y jefes de Gobierno que asistirán a la V Cumbre de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, que se realizará en Lima.

El año pasado se recuperó un manto textil de la Cultura Paracas, que se desarrolló hace unos 2.500 años, el cual había sido robado cuatro años antes desde un museo peruano.

“Ese manto se convirtió junto al cuadro de ”El Grito“ del noruego Edvard Munch (robado en el 2004 y recuperado en el 2006) en la imagen más difundida a nivel mundial, respecto a bienes culturales que el mundo buscaba,” dijo Bákula.

MILLANARIO TRAFICO

El comercio de antigüedades se realiza de forma silenciosa a través de una compleja cadena, que comienza con los saqueadores y termina con los compradores de piezas robadas y coleccionistas privados. Muchas veces los objetos salen camuflados por aeropuertos, puertos y a “pie” por la frontera.

“Ultimanente los museos han dejado de comprar, porque luego no pueden exhibirlos. Se exponen a reclamos, ahora hay muchos acuerdos de protección entre varios países,” dijo Alva.

La universidad estadounidense de Yale anunció el año pasado que devolverá a Perú, luego de un acuerdo mutuo, cientos de piezas extraídas hace 90 años de la ciudadela inca de Machu Picchu, el ícono de la cultura antigua del país.

Pero una modalidad que está expandiéndose es vía internet.

Cuando las autoridades peruanas lograron que un fino retablo tallado de madera de motivos religiosos del siglo XVI fuera repatriado desde Estados Unidos en el 2006, descubrieron que la pieza había sido puesta en venta a través de internet, tras ser sustraída de un templo en un pequeño pueblo al sur este de Perú.

“Tenemos un ejército de personas que buscan las subastas en internet, un campo de acción que podría desbordarnos. Hay gente horas y horas tratando de detener la venta, alertando a la Interpol y a nuestras embajadas,” refirió Bákula.

“En el Perú, luego del tráfico de drogas, el tráfico de bienes de patrimonio cultural ocupa el segundo lugar de todas las actividades ilícitas,” afirmó la funcionaria.

Los precios que se manejan por las antigüedades en el mercado negro es incalculable, debido a que el valor de estos objetos no puede ser fijado en el tiempo.

“Son cifras altísimas, que en muchos casos son ofrecidas por millonarios filantrópicos,” dijo Alva.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below