Madonna comienza gira mundial 'Sticky & Sweet'

sábado 23 de agosto de 2008 19:28 GYT
 

Por Cindy Martin

CARDIFF, Gales (Reuters) - "La reina del pop" Madonna inició el sábado su gira mundial "Sticky & Sweet" en la ciudad galesa de Cardiff, al entrar al escenario en un trono para interpretar "Candy Shop" ante alrededor de 40.000 fanáticos.

La cantante estadounidense, quien cumplió 50 años hace una semana, desafió su edad con energéticas rutinas de baile. Vestía un atuendo negro ajustado similar a un leotardo, diseñado por la casa de moda francesa Givenchy, y botas negras a la altura de la rodilla.

Para su segundo número, "Beat Goes On," condujo por el escenario un automóvil blanco del cual bajó usando un sombrero de copa blanco.

Los raperos estadounidenses Pharrell Williams y Kanye West, que participaron en su último álbum "Hard Candy," que ha llegado a la cima de los rankings, aparecieron en video clips, al igual que Britney Spears.

Madonna espera superar su propio récord de la gira con más convocatoria realizada por una artista mujer y probar que la maestra de la reinvención musical todavía tiene lo necesario para reunir a multitudes de jóvenes y adultos.

"Tiene el físico, la música. Para nosotros, a los 52 años, es una inspiración para seguir adelante," dijo Diane, una fanática de Cardiff.

En el otro extremo de la escala etárea, Milly, de nueve años, añadió: "Creo que ella es muy buena y me gustaría ser como ella."

De acuerdo a la organizadora de la gira Live Nation, que recientemente firmó con Madonna un contrato de 10 años que según reportes tendría un valor de 120 millones de dólares, Madonna y su banda ensayaron por un total de 653 horas antes de lanzar "Sticky and Sweet."   Continuación...

 
<p>La cantante estadounidense Madonna canta en la noche de apertura de su gira en Cardiff, Gales (8/23/08). 'La reina del pop' Madonna inici&oacute; el s&aacute;bado su gira mundial 'Sticky &amp; Sweet' en la ciudad galesa de Cardiff, al entrar al escenario en un trono para interpretar 'Candy Shop' ante alrededor de 40.000 fan&aacute;ticos. Photo by Luke Macgregor/Reuters</p>