ENFOQUE-Políticas públicas,pequeña gran ayuda cine Latinoamérica

lunes 23 de junio de 2008 12:44 GYT
 

Por Patricia Avila

MONTEVIDEO (Reuters) - En los últimos años, América Latina ha visto un incremento en su producción cinematográfica, en muchos casos, impulsada por nuevas políticas públicas que han dado un espaldarazo a un sector que en base a sudor y lágrimas ha logrado marcar presencia en festivales internacionales.

Si bien algunos argumentan que los fondos públicos son escasos para llevar a cabo una realización rentable, otros afirman que el apoyo estatal, por mínimo que sea, juega un papel importante a la hora de la búsqueda de mayor financiamiento.

Uruguay fue uno de los últimos países en unirse a la corriente, aprobando en mayo una ley para el sector audiovisual esperada por décadas, que incluye incentivos fiscales similares a los que aplican Brasil, Venezuela o Colombia.

"Se termina de cumplir con esta aprobación de mayo una deuda histórica con la actividad (...), ya que los primeros movimientos para una Ley de Cine se remontan a la década de 1950," dijo Martín Papich, director del Instituto del Cine y Audiovisual de Uruguay.

En el debe está aún Paraguay que, si bien ha incentivado la producción cinematográfica, todavía discute un proyecto de ley para el sector.

Los países de América Latina, que sólo en el 2007 llevaron a las carteleras locales desde cuatro hasta 90 películas por nación, estuvieron presentes en el último Festival de Cannes con más de 20 filmes seleccionados.

Pero para llegar hasta esa instancia, los realizadores han debido recorrer, en muchos casos, un largo y penoso camino.

México, Argentina y Brasil tienen leyes de cine desde más de una década e invierten millones de dólares en el sector. Venezuela aprobó en el 2005 una iniciativa que alimentó con fondos y políticas la producción cinematográfica.   Continuación...