Actriz Michelle Rodríguez inicia condena de 6 meses en prisión

lunes 24 de diciembre de 2007 02:54 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - La actriz Michelle Rodríguez comenzó el domingo una condena de 180 días en prisión en Los Angeles por violar su libertad condicional, lo que la convierte en la segunda estrella de Hollywood que pasaría la Navidad tras las rejas, después de Kiefer Sutherland.

Según los registros del departamento del alguacil del Condado de Los Angeles, la ex estrella de Lost se registró en el Centro de Detención Regional Century en Lynwood, al sur del centro de Los Angeles, bajo su primer nombre, Mayte. Michelle es su segundo nombre.

Rodríguez debe cumplir la condena completa en la repleta prisión, donde las sentencias por crímenes menores son frecuentemente reducidas.

En noviembre, la actriz Lindsay Lohan cumplió 84 minutos de una sentencia de un día, mientras que en agosto la estrella de televisión Nicole Richie fue liberada a los 80 minutos de su condena de cuatro días.

Un juez sentenció a Rodríguez en octubre por violar su libertad condicional por manejar en estado de ebriedad y chocar y darse a la fuga, y especificó que no se le otorguen permisos para ir a trabajar, una liberación anticipada o una detención en casa.

Rodríguez admitió que no completó sus obligaciones de servicio comunitario. También se descubrió que consumió alcohol en al menos tres oportunidades mientras utilizaba un brazalete de supervisión en su tobillo, violando un requisito de la libertad condicional que le impedía beber durante 90 días.

Rodríguez llegó a la fama en el 2000, al interpretar a una boxeadora en la película independiente "Girlfight." Se convirtió en estrella gracias a películas como "The Fast and the Furious," "Resident Evil" y "Blue Crush." Su personaje en "Lost," la agente de policía Ana Lucía Cortéz, muere después de cerca de dos decenas de episodios.

Sutherland, estrella de la serie de acción "24," comenzó el 5 de diciembre una condena de 48 días en otra prisión del área de Los Angeles por manejar en estado de ebriedad.

(Reporte de Dean Goodman; Editado por Ricardo Figueroa)